Magazine 2021 – 2022

7 años contigo: Management, culture, entertainment

Dos años después del quinto aniversario, con la ilusión de seguir creciendo, ARGATACA.COM da un nuevo salto hacia la vanguardia; de respetar los valores corporativos como base fundamental, hacia una nueva dimensión sostenida en tres pilares básicos: management, culture, entertainment. Un paso más hacia el futuro y hacia la globalización, que desde el comienzo del segundo decenio del siglo XXI ha culminado en nuevo y renovado cambio de imagen

Han pasado millones de años en la humanidad para que el hombre adaptara una simple talla de roca para poder sobrevivir, desarrollar culturas y legar patrimonio material e inmaterial; solo han hecho falta dos milenios para crear un dispositivo capaz de transmitir emociones de un lado a otro del planeta; en 7 años hemos puesto todo nuestro esfuerzo, para que toda esa cultura y herencia patrimonial esté a disposición del público en un sólo clic. Gestión, cultura y entretenimiento: pilares en los que se fundamenta nuestra compañía como estrategia internacional, consolidando la marca ARGATACA.COM a nivel nacional con la visión integradora de una sociedad globalizada con el objetivo de lanzar la imagen de España hacia el exterior en el ámbito holístico del concepto cultura.

Conversar de cultura es sentar las bases de la tradición y la vanguardia. Un binomio característico cuyo objetivo es la educación, formación, aprendizaje y conocimiento teniendo como premisa el entretenimiento, que lega a las nuevas generaciones la capacidad de conservar, preservar y mantener el patrimonio material e inmaterial de nuestros pueblos y ciudades. De ahí surge el respeto hacia nuestros mayores; usos y costumbres populares que desde antaño configuran un ecosistema único en el mundo, donde se desarrollan labores, prácticas, artesanías, costumbres y artes: las zonas rurales y costeras, desde la trashumancia a la almadraba. Muros de sobria piedra natural que marcan el paso en el hito de hombres y mujeres humildes, a la tensa red que captura la fiereza del mar en un bocado exquisito.

Ya no estamos ante el 5G o la realidad aumentada, sino de la alta definición cultural que en términos de calidad, busca estar con el consumidor y el usuario; en definitiva, con las personas que disfrutan de experiencias palpables y sensoriales que evocan a los sentimientos. El aura no solo es el punto de inflexión de un cuadro, la obra de arte también es inmaterial; desde un baile, al trazo que marca la muleta en el albero. Es sumamente sencillo, patrimonio es todo aquello que consideramos arte a través de los sentidos, teniendo presente en todo momento el respeto hacia todas las vertientes artísticas. El binomio sociedad y cultura implica a todas las personas, independientemente de los grupos de presión, que también están constituidos por personas. El arte es, sin duda, el saber estar, observando a los demás, a todos sin excepción, qué les gusta y qué les disgusta, para avanzar como sociedad, sin tener que ejecutar herramientas prohibicionistas con fines meramente políticos sin fundamento cultural. El compromiso social reside en el objetivo cultural de unir pueblos y ciudades, donde ambos ecosistemas, rural y urbano, deben de convivir en equilibrio y sostenibilidad, siendo ambos en partes iguales, generadores de empleo, economía, riqueza y por tanto, patrimonio de valor incalculable.

Ignacio Isidoro Benítez | CEO

WWW.ARGATACA.COM

Patrimonio Cultural Inmaterial por la UNESCO en España

Conversar sobre el patrimonio, implica poner en valor dos pilares fundamentales en el ámbito cultural: material e inmaterial. Lo palpable por el sentido del tacto pero también aquello que se percibe por otros sentidos como son la vista y los sentimientos arraigados.

La UNESCO es el punto de estudio, investigación e inflexión para la declaración como Patrimonio Cultural Inmaterial incluyendo prácticas y expresiones vivas heredadas de nuestros antepasados y transmitidas a nuestros descendientes, como tradiciones orales, artes escénicas, usos sociales, rituales, actos festivos, conocimientos y prácticas relativos a la naturaleza y el universo, y saberes y técnicas vinculados a la artesanía tradicional

Véase a continuación el listado de cada uno de los elementos inscritos como Patrimonio Cultural Inmaterial, desde el más reciente al más antiguo en declaración


Los caballos del vino

La fiesta ecuestre llamada “Los Caballos del Vino” tiene lugar del 1º al 3 de mayo de todos los años en la localidad de Caravaca de la Cruz, durante las celebraciones en honor de la Santísima y Vera Cruz. Esta fiesta comprende una serie de eventos que tienen por protagonistas a los caballos. Enjaezados con soberbias capas bordadas de seda y oro, estos animales desfilan en cortejos por las calles de Caravaca flanqueados por los cuatro adiestradores que los conducen y seguidos por todos los habitantes de la ciudad. El momento culminante de la fiesta es la carrera contra reloj que los caballos emprenden, flanqueados una vez más por cuatro adiestradores, para llegar a lo alto de la empinada pendiente que conduce al castillo de la ciudad. Los ganadores de la carrera y los enjaezamientos más vistosos son galardonados con distintos premios.

Los conocimientos y prácticas relativos a la cría, el mantenimiento, el manejo y la conducción de los caballos se transmiten en el seno de las familias y grupos de practicantes de este elemento del patrimonio cultural inmaterial, y las técnicas del bordado se aprenden en el hogar o en talleres. También se han venido transmitiendo de generación en generación los valores de respeto y colaboración que deben presidir la relación entre el ser humano y el caballo. La viticultura y la cría caballar son dos actividades indisociables de la economía, la historia y la cultura de la región de Caravaca. Esta fiesta valoriza la camaradería y la solidaridad, al conferir a sus participantes el sentimiento de pertenencia a un grupo socialmente cohesionado.

Artesanía y elaboración de la Talavera de Puebla y Tlaxcala, y de la cerámica de Talavera de la Reina y El Puente del Arzobispo

En las ciudades mexicanas de Puebla y Tlaxcala, así como en las localidades españolas de Talavera de la Reina y El Puente del Arzobispo, hay sendas comunidades de artesanos que fabrican con métodos tradicionales objetos de cerámica de estilo talaverano para usos domésticos, decorativos y arquitectónicos. Aunque las técnicas de la alfarería han evolucionado tanto en México como en España, en particular con la utilización de tornos eléctricos, los procedimientos de fabricación, decoración y esmaltado de este tipo de cerámica siguen siendo artesanales e idénticos a los practicados en el siglo XVI.

Los conocimientos teóricos y prácticos relacionados con este elemento del patrimonio cultural vivo abarcan la preparación de la arcilla, su modelación con un torno o un molde, la ornamentación de la pieza modelada, la preparación de los pigmentos y el esmalte y la cocción en el horno, operaciones todas ellas que exigen una gran destreza. Algunos alfareros y ceramistas realizan todas las etapas de la fabricación y otros se especializan en algunas tareas específicas. En su mayoría, los depositarios de los conocimientos relativos a esta fabricación artesanal –incluidos los relativos a la extracción de la materia prima, el procesamiento de los materiales, la decoración y las técnicas de cocción– son maestros alfareros y ceramistas que han adquirido sus competencias con el correr del tiempo y las han transmitido oralmente a las jóvenes generaciones, ya sea en sus talleres o en el seno de sus familias. Cada taller posee una identidad propia que se manifiesta en detalles específicos de los modelados, ornamentaciones, colores y esmaltes de las piezas. La fabricación artesanal de este tipo peculiar de cerámica es un símbolo identitario esencial en México y en España.

La tamborrada

Las tamboradas son repiques rituales intensos, prolongados y acompasados de miles de tambores que redoblan repetidamente, tanto de día como de noche, en numerosos espacios públicos de pueblos y ciudades. Todos los años contribuyen a crear un ambiente sonoro, fascinante y cargado de emoción, que suscita en las comunidades sentimientos de identidad y comunión colectivas. Muchas tamboradas forman parte de las celebraciones católicas de la Semana Santa y revisten una significación especial en función de los lugares, días y momentos en que se ejecutan. Independientemente de que tenga un carácter religioso o civil, devoto o lúdico, este elemento del patrimonio cultural engendra sentimientos de respeto mutuo entre sus practicantes.

La fabricación de los instrumentos, así como de las indumentarias con que se engalanan los participantes, propician el desarrollo de una rica artesanía local en la que desempeñan un papel importante las familias en general, y más concretamente las mujeres. Además, la celebración de comidas en común en los espacios públicos consolida los lazos de convivencia entre los miembros de las comunidades que preparan, a lo largo de todo el año, estas festividades rituales. Los miembros más experimentados de los grupos de tamboreros se encargan de transmitir las prácticas y conocimientos correspondientes a los más bisoños, comunicándoles un fuerte sentimiento de pertenencia al grupo y de honda identificación con este ritual colectivo. Su transmisión intergeneracional también se efectúa mediante la organización de tamboradas nacionales e infantiles, de concursos diversos y de talleres de aprendizaje del repique o de confección y bordado de indumentarias tradicionales.

Conocimientos y técnicas del arte de construir muros en piedra seca

El arte de construir muros en piedra seca comprende los conocimientos y prácticas sobre su realización con un mero apilamiento de piedras sin usar otros materiales de construcción, salvo tierra también seca en algunas ocasiones. Estos muros están muy extendidos dentro y fuera de las zonas habitadas en la mayoría de las regiones rurales, principalmente en los terrenos escarpados, aunque también se pueden hallar en algunas regiones urbanas. Su estabilidad estructural se obtiene gracias a una selección y colocación sumamente cuidadosas de las piedras. Con esos muros se han creado diferentes tipos de hábitat humanos, así como de estructuras para la agricultura y la ganadería, que han configurado paisajes muy numerosos y variados.

Estas construcciones constituyen un testimonio de los métodos y prácticas usados por las poblaciones desde la prehistoria hasta la época moderna, con vistas a organizar sus espacios de vida y trabajo sacando el máximo partido de los recursos naturales y humanos locales. Los muros de piedra seca desempeñan un papel esencial en la prevención de corrimientos de tierras, inundaciones y avalanchas, en la lucha contra la erosión y desertificación de terrenos, en la mejora de la biodiversidad y en la creación de condiciones microclimáticas propicias para la agricultura. Los depositarios y practicantes de este elemento del patrimonio cultural son las comunidades rurales en las que está profundamente arraigado, así como los profesionales del sector de la construcción. Las estructuras en piedra seca se realizan siempre en perfecta armonía con el medio ambiente y las técnicas usadas son un ejemplo de relación equilibrada entre el ser humano y la naturaleza. La transmisión de este arte de la construcción se efectúa principalmente mediante la práctica adaptada a las condiciones específicas de cada lugar.

Fallas de Valencia

Celebrada para saludar la llegada de la primavera por comunidades de la ciudad y región de Valencia y por la diáspora valenciana emigrada al extranjero, esta fiesta tradicional se caracteriza por la construcción e instalación de enormes grupos escultóricos (fallas) compuestos por efigies caricaturescas (ninots), que los artistas y artesanos locales crean inspirándose en sucesos de la actualidad política y social. Para simbolizar la purificación y renovación primaverales de la actividad social de las comunidades, las fallas se erigen en las plazas de la ciudad entre el 14 y el 19 de marzo y se les prende fuego este último día, que marca el fin de los festejos. Mientras dura la fiesta desfilan por las calles bandas de música, el público come al aire libre y se tiran numerosos castillos de fuegos artificiales. Se elige a una reina de la fiesta, la “Fallera Mayor”, que asume la tarea de promover la festividad durante un año, alentando a la población local y a los visitantes a contribuir a la preparación de los festejos y participar en ellos.

Las prácticas y los conocimientos vinculados a este elemento del patrimonio cultural se transmiten en las familias, y en particular dentro de las dinastías de artistas y artesanos fabricantes de ninots que se agrupan en gremios constituidos en el seno de las comunidades ciudadanas participantes. Las Fallas de Valencia propician la creatividad colectiva y la salvaguardia de las artes y artesanías tradicionales. También constituyen un motivo de orgullo para las comunidades y contribuyen a forjar su identidad cultural y su cohesión social. En el pasado, esta fiesta permitió también que se preservara la lengua valenciana cuando se prohibió su uso.

La cetrería, un patrimonio humano vivo

En un principio, el hombre utilizó el arte de la cetrería para procurarse alimentos, pero su evolución posterior hizo que hoy en día esté vinculado principalmente a la conservación de la naturaleza, al patrimonio cultural y a las actividades sociales de las comunidades. De conformidad con sus tradiciones y principios éticos, los cetreros doman, alimentan y adiestran para el vuelo aves de presa –halcónidos, y también águilas y acipítridos–, creando un vínculo con ellas y convirtiéndose en sus principales protectores. Practicado en muchos países de todo el mundo, el arte de la cetrería puede presentar algunas variantes prácticas –por ejemplo, en los equipamientos utilizados– pero sus métodos son siempre análogos. Los cetreros se consideran un grupo específico. A veces viajan juntos durante semanas, cazando y contándose luego mutuamente las vicisitudes de cada jornada en las veladas que organizan. Consideran que la cetrería les une al pasado, especialmente cuando pertenecen a comunidades en las que este arte representa uno de sus últimos vínculos con el medio ambiente natural y su cultura tradicional.

Las prácticas y conocimientos relacionados con este elemento del patrimonio cultural inmaterial se transmiten de generación en generación en el seno de las familias, así como mediante sistemas de tutoría formal y aprendizaje o cursos de formación impartidos en clubs y escuelas. En algunos países es preciso aprobar un examen de nivel nacional para ser cetrero. La celebración de encuentros y festivales permite a las comunidades de cetreros intercambiar conocimientos, fomentar la diversidad y sensibilizar más al público al valor de su arte.

Fiestas del Fuego del solsticio de verano en los Pirineos

En la región pirenaica las fiestas del fuego tienen lugar todos los años durante la noche del solsticio de verano. Cuando cae la noche, los habitantes bajan con antorchas encendidas desde las cumbres de las montañas hacia sus pueblos y ciudades, prendiendo fuego a toda una serie de fogatas preparadas a la usanza tradicional. Para los jóvenes, el descenso de la montaña es un acontecimiento de especial importancia, ya que simboliza su paso de la adolescencia a la edad adulta. Se considera que las fiestas del fuego constituyen una ocasión para regenerar los vínculos sociales y fortalecer los sentimientos de pertenencia, identidad y continuidad de las comunidades, de ahí que su celebración vaya acompañada de comidas colectivas y cantos y bailes folclóricos.

A veces se asignan funciones específicas a determinadas personas: en algunos municipios es el alcalde quien enciende la primera fogata, y en otros es un sacerdote el que la alumbra o bendice. En algunas comarcas, es el último vecino recién casado del pueblo quien enciende el fuego y encabeza la marcha de descenso desde la montaña. En otras partes, las jóvenes solteras esperan la llegada de los portadores de antorchas a los pueblos para darles la bienvenida con vino y dulces. Al día siguiente por la mañana, los vecinos recogen las brasas y cenizas de las fogatas y las llevan a sus hogares y huertos para protegerlos. Estas expresiones culturales están profundamente arraigadas en las comunidades y se perpetúan gracias a una red de asociaciones e instituciones locales. El lugar de transmisión más importante de este elemento del patrimonio cultural inmaterial es el hogar familiar, donde sus miembros lo conservan vivo en la memoria.

La experiencia del Montseny

Este proyecto, que fue creado por iniciativa de una organización no gubernamental –el Centro UNESCO de Cataluña– y tiene por objeto identificar el patrimonio cultural inmaterial en una reserva de biosfera y confeccionar inventarios, se llevó a cabo en el territorio de la Reserva de Biosfera y Parque Nacional del Montseny perteneciente la Comunidad Autónoma de Cataluña, en cooperación con instituciones y partes interesadas locales que trabajan en los campos de la etnología y la cultura popular y tradicional catalana. Los tres objetivos principales del proyecto fueron los siguientes: crear una metodología para la preparación de inventarios, confeccionar un inventario y elaborar un documento sobre la contribución del patrimonio cultural inmaterial al desarrollo sostenible. Además, el plan de participación del proyecto y el trabajo realizado sobre el terreno permitieron estimular la cooperación de la población local en la tarea de identificar su patrimonio cultural inmaterial. La metodología elaborada para el proyecto se puede adaptar a nivel regional e internacional, y también se puede utilizar en los países en desarrollo.

Las observaciones sobre la contribución del patrimonio cultural inmaterial al desarrollo sostenible también pueden ser útiles para los países que poseen un rico patrimonio natural e inmaterial y que, al mismo tiempo, tratan de mejorar las condiciones de vida de sus poblaciones sin poner en peligro las de las generaciones venideras.

La dieta Mediterránea

La dieta mediterránea comprende un conjunto de conocimientos, competencias prácticas, rituales, tradiciones y símbolos relacionados con los cultivos y cosechas agrícolas, la pesca y la cría de animales, y también con la forma de conservar, transformar, cocinar, compartir y consumir los alimentos. El acto de comer juntos es uno de los fundamentos de la identidad y continuidad culturales de las comunidades de la cuenca del Mediterráneo. Es un momento de intercambio social y comunicación, y también de afirmación y renovación de los lazos que configuran la identidad de la familia, el grupo o la comunidad. Este elemento del patrimonio cultural inmaterial pone de relieve los valores de hospitalidad, buena vecindad, diálogo intercultural y creatividad, así como un modo de vida que se guía por el respeto de la diversidad.

Además, desempeña un papel esencial de factor de cohesión social en los espacios culturales, festejos y celebraciones, al agrupar a gentes de todas las edades, condiciones y clases sociales. También abarca ámbitos como la artesanía y la fabricación de recipientes para el transporte, conservación y consumo de alimentos, como platos de cerámica y vasos. Las mujeres desempeñan un papel fundamental en la transmisión de las competencias y conocimientos relacionados con la dieta mediterránea, salvaguardando las técnicas culinarias, respetando los ritmos estacionales, observando las fiestas del calendario y transmitiendo los valores de este elemento del patrimonio cultural a las nuevas generaciones. Por su parte, los mercados locales de alimentos también desempeñan un papel fundamental como espacios culturales y lugares de transmisión de la dieta mediterránea en los que la práctica cotidiana de intercambios fomenta la concordia y el respeto mutuo.

La fiesta de los patios de Córdoba

A principios del mes de mayo, y por espacio de doce días, tiene lugar en Córdoba la fiesta de los patios. Las casas de patio son viviendas colectivas habitadas por varias familias, o grupos de viviendas individuales, que poseen un patio en común y están situadas en el barrio viejo de la ciudad. Los patios están ornamentados con un sinnúmero de plantas de múltiples variedades cuidadosa y atractivamente dispuestas. La fiesta comprende dos acontecimientos principales: el Concurso de Patios y la Fiesta de los Patios de Córdoba. En el concurso se otorgan diversas categorías de premios en función de la ornamentación vegetal y floral de los patios, rejas y balcones. Los patios participantes en el concurso están abiertos al público durante toda la fiesta. Ésta consiste en espectáculos, organizados principalmente en los patios más grandes, donde se interpretan canciones y músicas populares cordobesas, en particular cantes y bailes flamencos.

Los vecinos, junto con sus familias y amigos, se agrupan para ornamentar los patios, que se convierten en lugares de esparcimiento y celebraciones colectivas en las que todos comen y beben juntos. La Fiesta de los Patios de Córdoba promueve la función del patio como lugar de encuentro intercultural y fomenta un modo de vida colectivo sostenible, basado en el establecimiento de vínculos sociales sólidos y de redes de solidaridad e intercambios entre vecinos, estimulando al mismo tiempo la adquisición de conocimientos y el respeto por la naturaleza.

Revitalización del saber tradicional de la cal artesanal en Morón de la Frontera

La práctica de la fabricación tradicional de la cal ha sido durante mucho tiempo una fuente de empleos para Morón de la Frontera, y también un signo distintivo de su identidad. Cuando la fabricación industrial de la cal hizo declinar la producción artesanal, los hornos caleros se dejaron de utilizar y la transmisión de conocimientos cesó. El objetivo primordial del proyecto es hacer cobrar conciencia de la importancia que reviste la práctica de la fabricación artesanal de la cal, así como mejorar las condiciones de vida de los artesanos caleros. Para ello, se fundó la Asociación Cultural Hornos de Cal de Morón, que ha creado un centro de etnografía y un museo vivo donde se presenta in situ el procedimiento de fabricación artesanal.

En el marco del proyecto, se han restaurado los hornos y se está fomentando activamente la transmisión de las técnicas de producción a las nuevas generaciones. Realizadas en cooperación con los artesanos caleros, las actividades de divulgación y sensibilización se centran en la recuperación de técnicas de fabricación expertas para su uso en construcción sostenible. También se ha impulsado la edición de publicaciones audiovisuales y la realización de demostraciones en ferias, y actualmente se está preparando la organización del Congreso Ibérico de la Cal, cuya celebración está prevista para 2012. La Asociación ha participado en un proyecto nacional de sensibilización sobre la pintura al fresco, así como en el proyecto internacional “Transferencia a Marruecos (África del Norte) del modelo de Centros de Promoción de la Artesanía”. El proyecto ha involucrado a las partes interesadas y los vecinos de Morón de la Frontera en el proceso de adopción de decisiones.

La fiesta de «la Mare de Déu de la Salut» de Algemesí

La fiesta de la “Mare de Déu de la Salut” (Nuestra Señora de la Salud) se celebra en el municipio de Algemesí, situado en la provincia de Valencia (España). Los días 7 y 8 de septiembre de cada año, unas 1.400 personas participan en representaciones teatrales, conciertos de música y espectáculos de danza organizados en los cuatro barrios históricos de la localidad: Valencia, La Muntanya, Santa Bárbara y La Capella. Las procesiones efectúan su recorrido desde la Basílica Menor de San Jaime hasta la Capella de la Troballa.

Las festividades comienzan al son del carillón de la basílica. Por la tarde del primer día, el coro y la orquesta de la Schola Cantorum interpretan las vísperas y luego, al son de las campanas, comienza la Procesión de las Promesas con Els Misteris (breves obras de teatro sacro interpretadas por niños), la elevación de torres humanas con acompañamiento de músicas tradicionales y la ejecución de danzas. Al día siguiente, en la Procesión de la Mañana, dos figuras gigantes que representan al rey Jaime I de Aragón y a su mujer Violante de Hungría se unen a los fieles; en la Procesión de la Volta Gran, que tiene lugar por la tarde, desfilan representaciones de personajes bíblicos y del Nuevo Testamento, en particular los apóstoles. La base de la continuidad de esta fiesta es la participación de la vecindad del pueblo en su conjunto. Todos los vestidos, ornamentos y accesorios de las festividades se confeccionan artesanalmente y las partituras musicales se transmiten de generación en generación.

El canto de la Sibila en Mallorca

El canto de la Sibila se interpreta la noche del 24 de diciembre en todas las iglesias de la isla de Mallorca, durante el oficio de maitines de la vigilia de Navidad. Lo entonan un muchacho o una muchacha, a quienes acompañan por lo menos dos acólitos (niños o niñas). Durante el canto van recorriendo la iglesia en procesión hasta llegar al coro: el cantante camina con una espada que mantiene erguida delante del rostro y los acólitos lo rodean llevando cirios encendidos. Al finalizar la procesión, el cantante traza una cruz en el aire con la espada. Las versiones del canto interpretadas en la isla se ejecutan a cappella, con un toque de órgano entre dos versículos, y no se apartan apenas de su origen gregoriano.

La indumentaria del cantante suele comprender una túnica blanca o de color con bordados en el cuello y el dobladillo, así como una capa. Un tocado del mismo color que la túnica completa su atuendo. Todas las parroquias de Mallorca practican este rito, en el que participan conjuntamente todas las generaciones, adultas y jóvenes, para garantizar su transmisión a la posteridad, desempeñando las funciones de cantores u oficiantes, confeccionando los vestidos y realizando diversas tareas complementarias.

El flamenco

El flamenco es una expresión artística resultante de la fusión de la música vocal, el arte de la danza y el acompañamiento musical, denominados respectivamente cante, baile y toque. La cuna del flamenco es la región de Andalucía, situada al sur de España, aunque también tiene raíces en otras regiones como Murcia y Extremadura. El cante flamenco lo interpretan, en solo y sentados generalmente, un hombre o una mujer. Expresa toda una gama de sentimientos y estados de ánimo –pena, alegría, tragedia, regocijo y temor– mediante palabras sinceras y expresivas, caracterizadas por su concisión y sencillez. El baile flamenco, danza del apasionamiento y la seducción, expresa también toda una serie de emociones, que van desde la tristeza hasta la alegría. Su técnica es compleja y la interpretación es diferente, según quien lo interprete: si es un hombre lo bailará con gran fuerza, recurriendo sobre todo a los pies; y si es una mujer lo ejecutará con movimientos más sensuales. El toque de la guitarra flamenca ha trascendido, desde hace mucho tiempo, su primitiva función de acompañamiento del cante. Éste se acompaña también con otros instrumentos como las castañuelas, y también con palmas y taconazos.

El flamenco se interpreta con motivo de la celebración de festividades religiosas, rituales, ceremonias sacramentales y fiestas privadas. Es un signo de identidad de numerosos grupos y comunidades, sobre todo de la comunidad étnica gitana que ha desempeñado un papel esencial en su evolución. La transmisión del flamenco se efectúa en el seno de dinastías de artistas, familias, peñas de flamenco y agrupaciones sociales, que desempeñan un papel determinante en la preservación y difusión de este arte.

Los «Castells»

Los “castells” son torres humanas erigidas generalmente con motivo de la celebración de festividades anuales en ciudades y pueblos de Cataluña por grupos de aficionados mantenedores de esta costumbre. Tradicionalmente, los “castells” se levantan en la plaza situada delante de la fachada donde se encuentra el balcón principal del edificio del ayuntamiento. Colocándose sucesivamente unos encima de los hombros de los otros, los “castellers” forman torres humanas de seis a diez pisos. El “tronc” de la torre, que está formado por los pisos que se elevan a partir del segundo nivel, lo mantienen en su parte inferior hasta cinco hombres extremadamente robustos sobre los que descansan muchachas o muchachos jóvenes más esbeltos. Por último, la “pom de dalt”, esto es, la sección formada por los tres últimos pisos de la torre la conforman niños y niñas.

En la formación de la “pinya”, el conglomerado humano que forma la base de la torre, puede participar, en principio, cualquiera de las personas presentes. Los grupos de “castellers” se diferencian por su indumentaria, y más concretamente por el color de sus camisas. La ancha faja con la que se protegen la espalda sirve también de punto de apoyo para los que van trepan hacia los pisos superiores de la torre. Antes y después de que se forme el “castell”, los músicos ejecutan diversas melodías populares con una dulzaina llamada “gralla”, que acompaña también el ritmo de construcción de la torre a medida que se va levantando. La técnica de formación de los “castells” se viene transmitiendo tradicionalmente de generación en generación dentro de grupos y se adquiere exclusivamente mediante la práctica.

Tribunales de regantes del mediterráneo español

Los tribunales de regantes del Mediterráneo español son instituciones jurídicas consuetudinarias de gestión del agua cuyos orígenes se remontan a la época de Al Ándalus (siglos IX-XIII). Los dos más importantes, el Consejo de Hombres Buenos de la Huerta de Murcia y el Tribunal de las Aguas de la Huerta de Valencia, están reconocidos por el ordenamiento jurídico español. Los miembros de estos dos tribunales, que gozan de gran autoridad y respeto, son elegidos democráticamente y resuelven los litigios mediante un procedimiento oral caracterizado por su celeridad, transparencia e imparcialidad.

Compuesto por siete miembros representativos de diversas zonas geográficas, el Consejo de Hombres Buenos tiene jurisdicción sobre una comunidad de regantes que cuenta con 23.313 miembros. Por su parte, el Tribunal de las Aguas está integrado por ocho síndicos elegidos que representan a nueve comunidades de regantes con un total de 11.691 miembros. Además de sus funciones jurídicas, estos tribunales desempeñan un importante papel de símbolos visibles de sus respectivas comunidades, como lo demuestran los rituales observados cuando pronuncian sus fallos y su frecuente presencia en la iconografía local. Asimismo, contribuyen a la cohesión de las comunidades de regantes, velan por la sinergia de una serie de oficios (guardas, inspectores, podadores, etc.), transmiten oralmente conocimientos emanados de intercambios culturales seculares y poseen un vocabulario especializado propio salpicado de palabras de origen árabe. En suma, los tribunales de regantes no sólo son depositarios ancestrales de una identidad local y regional, sino que tienen también una gran importancia para las poblaciones locales.

El silbo Gomero

El lenguaje silbado de la isla de La Gomera (Islas Canarias), denominado silbo gomero, reproduce con silbidos la lengua hablada por los isleños: el español. Transmitido de maestros a discípulos a lo largo de siglos, es el único lenguaje silbado del mundo plenamente desarrollado y practicado por una comunidad numerosa (más de 22.000 personas). El silbo gomero reemplaza las vocales y consonantes del español por silbidos: dos silbidos diferenciados sustituyen a las cinco vocales españolas; y otros cuatro a las consonantes. Los silbidos se distinguen por su tono y su interrupción o continuidad. Una vez que han adquirido práctica suficiente, las personas pueden transmitir con silbidos todo tipo de mensajes. Algunas variantes locales permiten identificar el origen de los silbadores.

Enseñado en las escuelas desde 1999, el lenguaje del silbo gomero es comprendido por la casi totalidad de los isleños y practicado por una gran mayoría de éstos, en particular las personas de edad y los jóvenes. El silbo se utiliza también en las fiestas, incluidas las de carácter religioso. Para evitar que este lenguaje desaparezca –tal como ha ocurrido en las demás islas del archipiélago canario– es preciso reforzar su transmisión y valorizarlo en su calidad de patrimonio cultural sumamente apreciado por los habitantes de La Gomera y de todas las Islas Canarias.

Escuela Museo de Puçol

Este innovador proyecto educativo tiene dos objetivos generales: promover la educación basada en valores integrando el patrimonio cultural y natural local en el plan de estudios, y contribuir a la conservación del patrimonio de Elche a través de la educación, la formación, la acción directa y la sensibilización en la comunidad educativa. Implementado en la escuela pública rural de un solo maestro de Puçol (Elche, España) en 1968, el proyecto ha integrado con éxito el patrimonio en la educación formal. Guiados por profesores y colaboradores externos, los niños exploran, en un ambiente lúdico, el rico patrimonio de Elche en contacto con los portadores de la tradición, y contribuyen directamente a su conservación. Los niños hacen trabajo de campo, recopilación de datos, museografía y se enseñan entre sí y a los visitantes sobre el patrimonio, estudiando y explorando el patrimonio por sí mismos.

El proyecto ha capacitado a casi 500 escolares y ha dado como resultado un museo escolar con más de 61.000 entradas de inventario y 770 archivos orales, preservando el patrimonio de la vida cotidiana y promoviendo el mapeo cultural de los recursos del patrimonio local. Entre 1968 y mediados de la década de 1980, el proyecto se mantuvo dentro de los límites del distrito rural de Puçol, donde estaba ubicada la escuela. Pero a medida que se difundió el conocimiento de los valores y logros del proyecto, el alcance operativo del proyecto se hizo más amplio, involucrando primero a los restantes distritos rurales del campo de Elche a mediados de los años ochenta y luego a la ciudad de Elche en los años noventa. El proyecto es muy apreciado por la comunidad rural local, la población en general de Elche y los expertos en educación y cultura por su carácter pionero democrático, integrador y participativo, y puede servir como modelo para demostrar la viabilidad de la salvaguardia del patrimonio desde la base.

El misterio de Elche

El Misterio de Elche es un drama musical sagrado sobre la muerte, la asunción y la coronación de la Virgen. Se ha representado sin interrupción desde mediados del siglo XV en la Basílica de Santa María y en las calles de la vieja ciudad de Elche, en la región de Valencia. Constituye un testimonio vivo del teatro religioso europeo medieval y de la devoción a la Virgen.

Esta representación teatral, completamente cantada, consta de dos actos que se interpretan el 14 y el 15 de agosto. Describe la muerte y la coronación de la Virgen a través de una serie de escenas y de cuadros: la muerte de María, la procesión nocturna que siguen centenares de participantes con cirios, la procesión de la mañana, la procesión fúnebre de la tarde por las calles de Elche, la escenificación del funeral, la asunción y la coronación en la basílica. El texto está en valenciano, con algunas partes en latín. La escena se articula en dos planos: la escena horizontal, “terrestre”; y la escena vertical, “celeste”, características del teatro medieval. Una antigua maquinaria aérea produce los efectos especiales.

Más de 300 voluntarios participan cada año en la representación en tanto que actores, cantantes, directores de escena, tramoyistas, costureras e intendentes. Pero los preparativos duran todo el año. Esta tradición, que atrae a toda la población de la ciudad, está íntimamente asociada a la identidad cultural y lingüística de los habitantes de la región. El Misterio de Elche, proclamado “Monumento nacional” en 1931, está protegido por varias leyes de salvaguardia del patrimonio cultural.

La Patum de Berga

La Patum de Berga es una manifestación popular cuyo origen se remonta a las festividades que acompañaban a las procesiones del Corpus Christi en la Edad Media. Representaciones teatrales y desfiles de personajes diversos animan las calles de este municipio catalán situado al norte de Barcelona. La Patum se celebra todos los años durante la semana del Corpus, entre finales de mayo y finales de junio.

Una reunión extraordinaria del Consejo Municipal, la salida del Tabal – gran tambor emblemático de la fiesta que preside las festividades – y de los Quatre Fuets anuncian el principio de los festejos. Los días siguientes se desarrollan diversas manifestaciones, las más importantes de las cuales son las «pasadas»: la Patum de Lucimiento, la Patum Infantil y la Patum Completa. La Taba (una pandereta), los Cavallets (caballos de cartón), las Maces (demonios con mazas y látigos), las Guites (monstruos que embisten), el águila, los enanos cabezudos, los Plens (diablos de fuego) o los gigantes disfrazados de sarracenos desfilan sucesivamente por las calles realizando acrobacias, lanzando cohetes y tocando música en medio de un alborozado gentío. Todos esos personajes se reúnen para participar en el baile final, el Tirabol.

La Patum de Berga ha conservado su mezcla de raíces profanas y religiosas. Se distingue de las otras fiestas de la región por su riqueza y diversidad, la persistencia del teatro callejero medieval y sus componentes rituales. Aunque la supervivencia de la tradición parece garantizada, es preciso velar por que el fuerte desarrollo urbano y turístico no altere su valor.

Los 49 lugares Patrimonio de la Humanidad en España

En España, existen en la actualidad 49 bienes declarados Patrimonio de la Humanidad; el segundo con más declaraciones en Europa, y el tercero del mundo, clasificados en bienes culturales, naturales y mixtos

Déjate llevar por los sentidos y descubre una España fascinante. A continuación dispones de cada uno de los lugares, junto a su descripción y el enlace directo para su visita así como de ampliar la información.


Patrimonio de la Humanidad en España: Alhambra de Granada

Alhambra, Generalife y Albaicín de Granada

Desde 1984 el monumento más visitado de España, la Alhambra de Granada, y su hermano pequeño, el Generalife, están declarados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO y atraen a millones de personas cada año a la ciudad de Granada. Después, en 1994, uno de los barrios más míticos de Granada, el Albaicín, también fue declarado Patrimonio de la Humanidad.

Patrimonio de la Humanidad en España: Mezquita y Centro Histórico de Córdoba. | Foto: Dreamstime

Mezquita y Centro Histórico de Córdoba

Desde 1984 la Mezquita de Córdoba está declarada Patrimonio de la Humanidad. Esta declaración se amplio en 1994 al resto de su casto histórico. Además de estas dos declaraciones, y de Medina Azahara que también figura en esta lista, Córdoba cuenta con una cuarta declaración, la Fiesta de los Patios, declarada Patrimonio Inmaterial de la Humanidad. Es el monumento más importante y visitado de Córdoba.

Patrimonio de la Humanidad en España: Catedral de Burgos | Foto: Dreamstime

Catedral de Burgos

Esta joya gótica fue declarada Patrimonio de la Humanidad en 1984. Es la única catedral española que cuenta con esta declaración de forma individual, sin estar ligada a su casco histórico o a otros monumentos.

patrimonio-de-la-humanidad-en-espana-escorial.jpg

Monasterio y Sitio de El Escorial, Madrid

Este imponente monasterio, de estilo herreriano, fue declarado Patrimonio de la Humanidad en el año 1984. Se encuentra en la Comunidad de Madrid, a solo 50 kilómetros de la capital de España. Siendo, sin duda, uno de los lugares que deben visitarse cerca de Madrid.

Patrimonio de la Humanidad en España: Obras de Antonio Gaudí

Basílica de La Sagrada Familia de Antonio Gaudí en Barcelona

Desde 1984 varias obras de Antonio Gaudí están declaradas Patrimonio de la Humanidad. En 2005 se incluyeron varios más, En estos momentos, estos las obras de Gaudí declaradas Patrimonio de la Humanidad: Parque Güell, Palacio Güell, Casa Milá, Casa Vicens, la obra de Gaudí en la fachada de la Natividad y la cripta de la Sagrada Familia, la Casa Batlló y la cripta de la Colonia Güell.

Patrimonio de la Humanidad en España: Ávila | Foto: Dreamstime

Ciudad vieja de Ávila e iglesias extramuros

Ávila es una de las 15 ciudades declaradas Patrimonio de la Humanidad en España. Esta declaración incluye a su casco histórico, en el interior de su muralla del siglo XI, y varias iglesias situadas en el exterior de la misma. Fue declarada Patrimonio de la Humanidad en el año 1985.

Patrimonio de la Humanidad en España: Santiago de Compostela | Foto: Dreamstime

Ciudad vieja de Santiago de Compostela

Al igual que Ávila, Santiago de Compostela fue declarada Patrimonio de la Humanidad en el año 1985. Esta declaración afecta a su casco histórico, un lugar con un encanto muy especial y con monumentos tan importantes como su catedral románica, una de las catedrales más bonitas de España.

Patrimonio de la Humanidad en España: Segovia

Ciudad vieja y Acueducto de Segovia

Monumentos como el Alcázar, la catedral y el Acueducto son algunos de los motivos por los que la ciudad de Segovia fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1985. Esta declaración incluye el casco histórico y el Acueducto.

patrimonio-de-la-humanidad-espana-altamira.jpg

Cueva de Altamira y arte rupestre paleolítico del norte de España

Altamira, la “Capilla Sixtina” del arte rupestre, fue declarada Patrimonio de la Humanidad en 1985. Después, en 2008, esta declaración se extendió a otras 17 grutas del norte de España. En estas cuevas se conservan restos y pinturas rupestres datados entre el año 35.000 a.C. y el 11.000 a.C.

Patrimonio de la Humanidad en España: Monumentos de Oviedo y Reino de Asturias | Foto: Dreamstime

Monumentos de Oviedo y del reino de Asturias

En la capital de Asturias, Oviedo, y en sus alrededores se encuentran varias construcciones de estilo prerrománico declarados Patrimonio de la Humanidad: las iglesias de Santa María del Naranco, San Miguel de Lillo, Santa Cristina de Lena, San Julián de los Prados y la Cámara Santa de la catedral de San Salvador y la fuente de La Foncalada.

Patrimonio de la Humanidad en España: Arquitectura Mudéjar de Aragón

Arquitectura Mudéjar de Aragón

En 1984 cuatro monumentos de estilo mudéjar de Teruel fueron declarados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. En 2001 esta declaración se amplio, incluyendo otros seis monumentos repartidos por las provincias de Teruel y Zaragoza. Estos son los 10 lugares de arquitectura mudéjar de Aragón declarados Patrimonio de la Humanidad: Torre, techumbre y cimborrio de la catedral de Santa María de Mediavilla (Teruel), Torre e iglesia de San Pedro (Teruel), las torres de las iglesias de San Martín y del Salvador (Teruel), Ábside, claustro y torre de la Colegiata de Santa María la Mayor (Calatayud), Iglesia de la Asunción de Nuestra Señora o de Santa Tecla (Cervera de la Cañada), Iglesia de Santa María (Tobed), restos mudéjares del Palacio de la Alfafería (Zaragoza), la Torre e iglesia de San Pablo Apostol (Zaragoza) y el Ábside, parroquieta y cimborrio de la Catedral o Seo de San Salvador en su Epifanía (Zaragoza).

Patrimonio de la Humanidad en España: Toledo | Foto: Dreamstime

Ciudad Histórica de Toledo

En 1986 la ciudad de Toledo fue declarada Patrimonio de la Humanidad. Gran culpa de ello la tienen los restos y monumentos que han dejado en ella las diferentes civilizaciones y culturas que la han habitado. Algunos de los más destacados e imprescindibles que ver en Toledo son: la Catedral de Santa María, el Monasterio de San Juan de los Reyes y la Sinagoga de Santa María la Blanca, entre otros.

Patrimonio de la Humanidad en España: Cáceres | Foto: Dreamstime

Ciudad vieja de Cáceres

Sus monumentos de estilo románico, islámico, gótico septentrional, renacentista italiano y más de 30 torres de la época musulmana, convierten a Cáceres en una de las ciudades más monumentales de España y digna estar declarada Patrimonio de la Humanidad. Declaración otorgada por la UNESCO en 1986.

Patrimonio de la Humanidad en España: Garajonay

Parque Nacional de Garajonay, La Gomera

El Parque Nacional de Garajonay, en la isla de La Gomera, es una de las joyas naturales más valiosas de España. La UNESCO lo declaró Patrimonio de la Humanidad en 1986. En su espectacular bosque de laurisilva se respira una magia muy especial, siendo un lugar muy agradable para pasear y realizar rutas de senderismo. Por supuesto, es una de las 10 cosas que hacer en La Gomera.

Patrimonio de la Humanidad en España: Alcázar, Catedral y Archivo de Indias de Sevilla

Catedral, Alcázar y Archivo de Indias de Sevilla

Estos tres monumentos de Sevilla, el Archivo de Indias, la Catedral y el Real Alcázar, están declarados Patrimonio de la Humanidad desde el año 1987. Son tres de los monumentos más destacados de la capital hispalense, tres joyas cargadas de historia y de gran belleza. Tres de los mejores lugares que ver en Sevilla.

Patrimonio de la Humanidad en España: Salamanca

Ciudad vieja de Salamanca

Conocida como la “Ciudad Dorada”, por el color de la piedra de sus monumentos, Salamanca es otra de las 15 ciudades declaradas Patrimonio de la Humanidad en España. En su casco histórico puede disfrutarse de importantes monumentos de románicos, góticos, renacentistas y barrocos. Entre ellos, los edificios de su universidad, una de las más antiguas del mundo. Su preciosa Plaza Mayor es una de las joyas de la ciudad y uno de los imprescindibles que ver en Salamanca.

Patrimonio de la Humanidad en España: Monasterio de Poblet

Monasterio de Poblet, Tarragona

Situado en la provincia de Tarragona, el monasterio de Poblet fue declarado Patrimonio de la Humanidad en 1991. Es uno de los monasterios cistercienses más completos y grandes del mundo. Además, en él se encuentra el panteón de los reyes de la Corona de Aragón.

Patrimonio de la Humanidad en España: Camino de Santiago

Camino de Santiago

Desde 1993 el recorrido del Camino de Santiago francés está declarado Patrimonio de la Humanidad. En 2015, está declaración se extendió a otras cuatro rutas: el Camino costero, el Camino interior del País Vasco y La Rioja, el Camino de Liébana y el Camino primitivo. Dentro de estos cinco recorridos se encuentran un gran número de construcciones de gran importancia: puentes, albergues, iglesias, catedrales…

Patrimonio de la Humanidad en España: Mérida | Foto: Dreamstime

Conjunto Arqueológico de Mérida

Fundada en el año 25 a.C., Emerita Augusta fue una de las ciudades más importantes de Hispania. De aquella época se conservan varias construcciones que fueron declaradas Patrimonio de la Humanidad en 1993: un puente sobre el río Guadiana, un anfiteatro, un teatro, un circo y un precioso acueducto.

Patrimonio de la Humanidad en España: Real Monasterio de Sta. María de Guadalupe

Real Monasterio de Santa María de Guadalupe, Cáceres

En la provincia de Cáceres se encuentra el Real Monasterio de Santa María de Guadalupe. En él conviven los estilos gótico, mudéjar, renacentista, barroco y neoclásico, dando lugar a uno de los conjuntos monásticos más bellos e importantes del país. Desde 1993 está declarado Patrimonio de la Humanidad. Leer más sobre el Real Monasterio de Santa María de Guadalupe.

Patrimonio de la Humanidad en España: Doñana

Parque Nacional de Doñana, Huelva

El Parque Nacional de Doñana es parte de las provincias de Cádiz, Huelva y Sevilla. Se encuentra situado en el margen derecho del río Guadalquivir, cerca de su desembocadura. Está formado por lagunas, marismas, matorrales, monte bajo mediterráneo y dunas móviles y fijas, dando lugar a un gran número de variados y bellos paisajes.

Patrimonio de la Humanidad en España: Cuenca

Ciudad histórica fortificada de Cuenca

Entre las hoces del río Júcar y Huécar se levanta la ciudad histórica fortificada de Cuenca. Una joya que guarda rincones, miradores y monumentos de gran belleza e importancia. Un lugar en el que la naturaleza y la arquitectura conviven dando lugar a una ciudad única. Además, cuenta con la que fue la primera catedral gótica de Castilla. La ciudad fue declarada Patrimonio de la Humanidad en 1996. Además de su catedral, las Casas Colgadas, la Plaza Mayor y el Punte de San Pablo son algunos de los mejores lugares que ver en Cuenca.

Patrimonio de la Humanidad en España: Lonja de la Seda

Lonja de la Seda, Valencia

Este precioso conjunto de edificios fue construido entre 1482 y 1533 dedicándose al comercio de la seda. La Lonja y su espectacular Sala de la Contratación son obra maestra del gótico flamígero y muestran el poderío y la riqueza de una gran ciudad mercantil mediterránea en los siglos XV y XVI. El conjunto fue declarado Patrimonio de la Humanidad en 1996.

Patrimonio de la Humanidad en España: Las Médulas

Las Médulas, León

Lo que en época romana fue la mina de oro al aire libre más grande del Imperio Romano, hoy en día es uno de los paisajes naturales más curiosos y pintorescos de España. Durante 2000 años, la naturaleza ha sabido decorar y recuperar lo que el hombre destruyó, creando un paisaje único. Por supuesto, es uno de los mejores lugares que ver en León.

Patrimonio de la Humanidad en España: Monasterios de Suso y Yuso

Monasterios de San Millán de la Cogolla, La Rioja

En San Millán de la Cogolla, en La Rioja, se encuentran estos dos bellos monasterios que fueron declarados Patrimonio de la Humanidad en 1997. Son la cuna de la lengua española. El primero en construirse, fue el monasterio de Suso, mezcla varios estilos: visigótico, mozárabe y románico. Después fue construido el monasterio de Yuso, de estilo renacentista y barroco, principalmente.

Patrimonio de la Humanidad en España: Hospital de Sant Pau | Foto: Dreamstime

Palau de la Música Catalana y hospital de Sant Pau, Barcelona

Estos dos preciosos edificios de la ciudad de Barcelona son obra del arquitecto catalán Lluís Doménech i Montaner, especialista del Art Nouveau. Ambos edificios cuentan con una exquisita decoración y fueron declarados Patrimonio de la Humanidad en 1997.

Patrimonio de la Humanidad en España: Ordesa y Monte Perdido

Pirineos – Monte Perdido, Huesca y Francia

El espectacular y valioso macizo de Monte Perdido fue declarado Patrimonio de la Humanidad en 1997. En él pueden contemplarse bellos paisajes de alta montaña. Cuenta con varias formaciones que lo convierten en un lugar único en el mundo: dos cañones, los más grandes y profundos de Europa y tres grandes circos glaciares en la vertiente septentrional francesa.

Patrimonio de la Humanidad en España: Arte Rupestre del arco Mediterráneo

Arte rupestre del arco mediterráneo de la Península Ibérica

Esta declaración engloba un total de 758 abrigos rocosos, cuevas, covachas o barrancos, repartidos en las provincias de Almería, Granada, Murcia, Alicante, Valencia, Teruel, Cuenca, Albacete, Guadalajara, Jaén, Huesca, Zaragoza, Castellón, Tarragona, Lérida y Barcelona, en los que se ha encontrado alguna representación figurativa que van desde trazos geométricos a escenas de caza, recolección, danza o guerra incluyendo figuras humanas y de animales.

patrimonio-de-la-humanidad-espana-rupestre.jpg

Sitios de arte rupestre prehistórico del Valle del Côa y de Siega Verde

Los sitios del Valle del Côa y el sitio de Siega Verde forman el conjunto más importante de arte rupestre paleolítico al aire libre de la Península Ibérica y son uno de los mejores ejemplos de las primeras creaciones artísticas del ser humano. La zona de la Siega Verde se encuentra en la comunidad de Castilla y León y cuenta con 645 grabados.

Patrimonio de la Humanidad en España: Alcalá de Henares

Universidad y barrio histórico de Alcalá de Henares

La preciosa ciudad de Alcalá de Henares fue la primera ciudad universitaria planificada del mundo y ha servido de ejemplo para un gran número de universidades en todo el mundo. Fue fundada en el siglo XV y en 1998 fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Patrimonio de la Humanidad en España: Ibiza

Biodiversidad y cultura de Ibiza

El yacimiento fenicio de Sa Caleta, la necrópolis de Puig des Molins, el casco histórico de Dalt Vila y las extensas praderas de Posidonia oceánica que viven en las aguas ibicenca, son los principales motivos por los que la UNESCO declaró Patrimonio de la Humanidad a la isla de Ibiza en el año 1999.

Patrimonio de la Humanidad en España: San Cristóbal de la Laguna

San Cristóbal de la Laguna, Tenerife

Situada en la isla de Tenerife, San Cristóbal de la Laguna es otra de las 15 ciudades declaradas Patrimonio de la Humanidad en España. Sus calles, amplias y flanqueadas por coloridas casas coloniales, invitan a pasear por ellas disfrutando de cada uno de sus rincones y monumentos, entre los que destaca la Catedral y el Convento de la Concepción. Es uno de los imprescindibles que ver en Tenerife.

Patrimonio de la Humanidad en España: Tarragona

Conjunto Arqueológico de Tarragona

Terraco fue una importante ciudad de Hispania. En ella se construyeron un gran número de soberbios edificios. Algunos de ellos han sido descubiertos gracias a varias excavaciones que han servido para conocer la importancia de esta ciudad durante la época romana. En el año 2000 la UNESCO la declaró Patrimonio de la Humanidad.

Patrimonio de la Humanidad en España: Vall de Boí

Iglesias románicas de la Vall del Boí, Lérida

En la provincia de Lérida se encuentra el Vall de Boí, un bellísimo enclave natural en el que se encuentra uno de los conjuntos románicos más importantes del mundo. Ocho iglesias y una ermita que fueron construidas durante los siglos XI y XII y que hoy en día están declaradas Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Patrimonio de la Humanidad en España: Muralla Romana de Lugo

Muralla Romana, Lugo

La imponente Muralla de Lugo, construida a finales del siglo II para defender la ciudad romana de Lucus, se encuentra en un fantástico estado de conservación y es el mejor y mas bello ejemplo de fortificación romano tardía de Europa Occidental. Fue declarada Patrimonio de la Humanidad en el año 2000. Es uno de los mejores lugares que ver en Galicia.

Patrimonio de la Humanidad en España: Palmeral de Elche

Palmeral, Elche

El Palmeral de Elche es un ejemplo único de las técnicas agrícolas árabes en Europa. Un conjunto de palmeras con complicados sistemas de riego que fueron creados en el siglo VIII, aunque hay motivos para creer que su origen es más antiguo aún, concretamente de la época en la que los fenicios y romanos habitaban la zona.

Patrimonio de la Humanidad en España: Sitio arqueológico de Atapuerca

Sitio arqueológico de Atapuerca, Burgos

En las cuevas de la Sierra de Atapuerca se encuentran un gran número de restos fósiles de los primeros seres humanos que se asentaron en Europa, desde hace un millón de años. Estos restos sirven para llevar a cabo gran cantidad de estudios y conocer más en profundidad el origen de nuestra especie. Dada la importancia, la UNESCO decidió declarar esta zona Patrimonio de la Humanidad en el año 2000.

Patrimonio de la Humanidad en España: Aranjuez

Paisaje Cultural, Aranjuez

El precioso palacio de Aranjuez y sus majestuosos jardines fueron declarados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en el año 2001. Son un fantástico ejemplo de unión entre el ser humano y la naturaleza, dando lugar a un conjunto de gran belleza. Un lugar ideal por el que perderse y disfrutar de cada uno de sus rincones disfrutando de la naturaleza y la arquitectura.

Patrimonio de la Humanidad en España: Úbeda y Baeza

Conjuntos monumentales renacentistas de Úbeda y Baeza, Jaén

Estás dos bellas ciudades de la provincia de Jaén están consideradas capital del Renacimiento en Andalucia. Su conjunto fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en el año 2003. Ambas ciudades vivieron su época de esplendor en el siglo XVI, sufriendo una gran transformación. Fue entonces cuando se construyeron sus monumentos renacentistas.

Patrimonio de la Humanidad en España: Hayedo de Tejera Negra

Hayedos antiguos y primitivos de los Cárpatos y de otras regiones de Europa, varias localizaciones

Está declaración agrupa hayedos de 12 países europeos. Dentro de ellos se incluyen varios hayedos de España. Son los Hayedos de Ayllón: Tejera Negra (Guadalajara) y Montejo (Madrid), los de Lizardoia y Aztaparreta (Navarra) y los de Cuesta Fría y Canal de Asotín en Picos de Europa (Castilla y León).

Patrimonio de la Humanidad en España: Puente de Vizcaya

Puente de Vizcaya, Bizkaia

Este puente de 45 metros de alto y 160 de largo, fue diseñado por el arquitecto vizcaíno Alberto de Palacio y Elissague. Cruza el río Nervión y fue terminado en el año 1893. Por su uso innovador de los cables de acero, se considera una de las creaciones más notables de la Revolución Industrial en arquitectura metálica. Aunque pocos se mantienen hoy en día, su diseño y funcionamiento sirvió de modelo para muchos puentes en Europa, África y America.

Patrimonio de la Humanidad en España: El Teide

Parque Nacional del Teide, Islas Canarias

Además de ser el pico más alto de España, con 3718 metros, el Teide es uno de los enclaves naturales más importantes de nuestro país. Una sinfonía de colores, formas y contrastes que dan lugar a paisajes increíbles y que parecen de otro planeta. En 2007 la UNESCO lo declaró Patrimonio de la Humanidad por su importancia al mundial al ser una viva muestra de los procesos geológicos subyacentes a la evolución de las islas oceánicas.

Patrimonio de la Humanidad en España: Torre de Hércules

Torre de Hércules, La Coruña

Situada en la ciudad de La Coruña, en Galicia, la Torre de Hércules es el faro en funcionamiento más antiguo del mundo. Lleva guiando navegantes dede hace más de 2000 años. La torre actual tiene una altura de 55 metros. Desde su parte más alta pueden contemplarse unas fantásticas vistas del paisaje costero que la rodean y de la ciudad.

Patrimonio de la Humanidad en España: Serra de Tramuntana

Paisaje Cultural de la Serra de Tramuntana, Mallorca

En la preciosa sierra de Tramontana, en Mallorca, se puede observar como la agricultura milenaria en un ambiente con pocos recursos de agua ha modificado el paisaje y muestra una compleja red de sistemas de gestión del agua entre las diferentes parcelas de origen feudal. El paisaje lo forman cultivos en terraza, molinos hidráulicos, granjas y otros sistemas de distribución de agua. Uno de los imprescindibles que ver en Mallorca.

Patrimonio de la Humanidad en España: Patrimonio del Mercurio

Patrimonio del mercurio en Almadén, Ciudad Real

Esta declaración esta compuesta por las minas de mercurio de Almadén, en Ciudad Real. En Almadén se incluyen varios lugares relacionados con su historia minera, como el castillo de Retamar, edificios religiosos y pozos tradicionales.

Patrimonio de la Humanidad en España: Dólmenes de Antequera | Foto: Dreamstime

Dólmenes de Antequera, Málaga

Los Dólmenes de Antequera fueron declarados Patrimonio de la Humanidad en el año 2016. En la declaración se incluyen tres monumentos megalíticos del periodo Neolítico y la Edad de Bronce: el “tholos” del Romeral y los dólmenes de Menga y Viera. Y los paisajes naturales de la Peña de los Enamorados y el Torcal.

Patrimonio de la Humanidad en España: Medina Azahara | Foto: Dreamstime

Ciudad Califal de Medina Azahara, Córdoba

Se trata de un magnífico yacimiento arqueológico en el que se encuentras los restos de la exuberante ciudad califal de Medina Azahara, construida en el siglo X por la dinastía de los Omeyas. Esta ciudad fue núcleo de poder del Califato de Córdoba.

patrimonio-de-la-humanidad-espana-risco-caido.jpeg

Paisaje cultural del Risco Caído y montañas sagradas de Gran Canaria, Islas Canarias

Esta bella zona de Gran Canaria es una de las declaraciones más recientes, en el año 2019, de Patrimonio de la Humanidad en España. Situada en pleno corazón de la isla de Gran Canaria, esta zona ha sido reconocida por su importancia como centro religioso prehispánico. Un conjunto en el que destacan los almogarenes, templos en los que tenían lugar las celebraciones y ritos en honor de la Madre Tierra.

Paisaje de la Luz, Madrid

La declaración más reciente en septiembre de 2021, corresponde al “Paisaje de la Luz” de Madrid, la capital de España. Esta declaración engloba la zona del Paseo del Prado y el Parque del Retiro, dos de los espacios más representativos de la ciudad.

Nueva era en la cultura del siglo XXI

Conversar sobre arte y patrimonio, es versar sobre cultura generacional, que cada generación conserva, preserva y mantiene para la continuidad de su técnica así como deleite y disfrute de siguientes generaciones

Ya adentrados en el segundo decenio del siglo XXI y la nueva reestructuración corporativa que han llevado a cabo la totalidad de las empresas e instituciones tanto en su estrategia como en imagen corporativa, en ARGATACA.COM apostamos también por la integridad cultural; un proyecto totalmente nuevo en el que el propio modelo de negocio se ha diversificado en tres ejes fundamentales, que con la nueva imagen se asientan en el management, culture, entertainment.

Gestión, cultura y entretenimiento. Tres pilares, una empresa, mismos valores, nueva visión; mejoramos para avanzar, innovamos para crecer, y crecemos para ti. Mantenemos y conservamos nuestro origen y valores poniendo nuestra cultura a la vanguardia en tecnología con un único objetivo: compromiso con la sociedad

Una visión más globalizada cuyo propósito es poner en valor el lenguaje universal en habla inglesa con el objetivo de acercar nuestra cultura a todos los rincones del mundo. La pandemia ha trasladado a las empresas e instituciones un mayor acercamiento en cuanto a Responsabilidad Social Corporativa, de la misma manera que a la Responsabilidad Social Empresarial e Institucional. Ha sido este momento, decisivo e inminente, para la puesta en marcha de este gran cambio; mejorar e innovar la imagen de marca más dinámica, más actual, más para la sociedad… En definitiva, más viva y colorida que nunca para ti, que te haga partícipe y protagonista principal de la cultura.

Tres pilares esenciales, base fundamental

Management, o gestión. Una agencia transformada en un makerspace dotado de tecnología y herramientas necesarias para la creación, implementación y desarrollo de ideas y proyectos. Aplicaciones, sistemas y procesos que sirven para nuestro crecimiento humano y corporativo, generando sinergias de forma constante para innovar en nuestra capacidad y proceso productivo.

Culture, o cultura. configurada por un lado, en un proyecto formativo, Academy, plataforma de aprendizaje online que acerca al consumidor al conocimiento del vino, aceite de oliva virgen extra, sidra y porcino ibérico. Por otro lado, Proyecto Minerva; dícese del esfuerzo durante nuestra andadura por el afán didáctico, científico y cultural radicado en dos áreas esenciales: conocimiento y patrimonio.

Entertainment, diversión y entretenimiento estructurado en un mercado online donde adquirir productos frescos y de temporada así como nuestro Club del Sumiller, armería online para los aficionados a actividad cinegética y arte de la venatoria, Tendido-A para los amantes de la tauromaquia. Así mismo, dentro del Proyecto Minerva, se puede encontrar el canal Patrimonio Digital + Activo, toda una puesta en escena que mediante el uso de la aplicación de Instagram, tiene como objetivo el acercamiento, conocimiento y difusión del patrimonio cultural y de la España Rural de todos los rincones de nuestra península e islas.

¡Bienvenidos a ARGATACA.COM!

La gestión del Patrimonio cultural

El concepto de patrimonio cultural designa a la herencia, material o inmaterial, recibida por una comunidad dada, para ser disfrutada y protegida por las generaciones presentes y también para ser transmitida, a su vez, a las generaciones que vendrán

Son muchos los monumentos históricos, restos arqueológicos o tradiciones populares que tienen valor especial al ser considerados como Patrimonio Cultural de la Humanidad. Una denominación que existe de manera oficial desde 1972, en el momento en el que la UNESCO alcanzó un acuerdo para otorgar esta distinción a nivel global.

Definir patrimonio cultural es una tarea subjetiva y dinámica, pues no depende de los objetos o bienes; pone en juego los valores que la sociedad en general les atribuyen en cada momento de la historia y que determinan qué bienes son los que hay que proteger y conservar para el futuro y legal una cultura rica en patrimonio a las próximas generaciones.

La visión restringida, singular, antigua, monumental y artística del patrimonio del siglo XIX será superada durante el siglo XX con la incorporación del concepto de valor cultural. Tras la primera y segunda guerra mundial aumenta el interés de la sociedad por la defensa de sus manifestaciones culturales lo que queda patente en diferentes cartas y documentos internacionales, así la Carta de Atenas (1931), el Convenio de la Haya (1954) y la Comisión Franceschini (años 60), las cuales reconocen la concepción cultural del patrimonio, incorporando todas las entidades que puedan ser consideradas testimonio de las culturas de un pueblo, incluido el patrimonio natural en el que dichas culturas se han desarrollado. Esta concepción está presente en la Convención sobre la protección del patrimonio mundial, cultural y natural (1972) que considera al patrimonio cultural integrado por:

  • Los monumentos: obras arquitectónicas, de escultura o de pintura monumentales, elementos o estructuras de carácter arqueológico, inscripciones, cavernas y grupos de elementos, que tengan un valor universal excepcional desde el punto de vista de la historia, del arte o de la ciencia.
  • Los conjuntos: grupos de construcciones, aisladas o reunidas, cuya arquitectura, unidad e integración en el paisaje les dé un valor universal excepcional desde el punto de vista de la historia, del arte o de la ciencia.
  • Los lugares: obras del hombre u obras conjuntas del hombre y la naturaleza así como las zonas, incluidos los lugares arqueológicos que tengan un valor universal excepcional desde el punto de vista histórico, estético, etnológico o antropológico.

Esta Convención supuso un avance conceptual significativo en cuanto al concepto de patrimonio cultural, junto a los valores históricos y artísticos tradicionales se incorporan otros valores como el científico o el natural y en algún caso el etnológico o antropológico. Sin embargo, será la Recomendación sobre la Salvaguardia de la Cultura Tradicional y Popular (1989) la que determine la importancia de las creaciones identitarias de las comunidades, fundadas en la tradición ya sean lenguas, literatura, música, danza, juegos, arquitectura, fiestas, oficios, etc. 

Son varios los documentos internacionales, en su mayoría ratificados por España, que han ampliado y enfatizado desde entonces, los valores culturales del patrimonio. La Recomendación sobre la protección del Patrimonio del siglo XX (1991), el Convenio Europeo del Paisaje (2000) o las Convenciones sobre el Patrimonio Cultural Subacuático (2001) y para la Salvaguarda del Patrimonio Inmaterial (2003), entre otros, consolidan una visión amplia y plural del patrimonio cultural que valora todas aquellas entidades materiales e inmateriales significativas y testimoniales de las distintas culturas sin establecer límites temporales ni artísticos, considerando así las entidades de carácter tradicional, industrial, inmaterial, contemporáneo, subacuático o los paisajes culturales como garantes de un importante valor patrimonial.

En España, la Ley 16/1985 de Patrimonio Histórico Español incorpora los avances logrados a nivel internacional, y establece que “integran el Patrimonio Histórico Español los inmuebles y objetos muebles de interés artístico, histórico, paleontológico, arqueológico, etnográfico, científico o técnico. También forman parte del mismo el patrimonio documental y bibliográfico, los yacimientos y zonas arqueológicas, así como los sitios naturales, jardines y parques, que tengan valor artístico, histórico o antropológico”.

Cortijo – Castillo de Marchenilla, vestigios del medievo en Alcalá de Guadaíra

Fortaleza testigo de la paz en el año 1474 entre las huestes de los Ponce de León y la Casa de Guzmán, en su enfrentamiento ante el ascenso al trono de Isabel I de Castilla «La Católica». Un singular castillo a orillas del río Guadaira a su paso por la localidad sevillana de Alcalá de Guadaíra. Muros y terrenos que el Rey Alfonso X «El Sabio» obsequió a Rodrigo Álvarez

Situado en el escarpe de los Alcores, declarado Monumento Nacional a fecha del 3 de junio de 1931, este castillo considerado cortijo fortificado, ha sido objeto de remodelación a lo largo de los siglos. Una primera etapa enmarcada en el siglo XIII, la segunda en el XV, una tercera del siglo XVII, la última durante los siglos XIX y XX y como acceso a la propiedad un patio delimitado en valla al estilo cortijo andaluz.

Un antiguo camino que comunicaba antaño Alcalá de Guadaíra con la campiña del río Guadaira y la Sierra del Morón. Ante fértiles tierras sevillanas, se alza sutilmente en la llanura sevillana sobre el horizonte, en línea con el Castillo de Alcalá de Guadaíra.

A finales del período Andalusí (siglos XII – XIII), Marchenilla es una de las alquerías del paraje «La Llanura» – conocido también como al-Sahl – en la zona Este de Sevilla. Posterior a la conquista castellana, entre agosto de 1247 y el 23 de noviembre de 1248 por una buena parte de las tropas cristianas de Fernando III de Castilla, la fortaleza fue donada en beneficio de don Rodrigo Álvarez por el Rey Alfonso «El Sabio». A este cambio cultural, sucedido a lo largo del siglo XIII hasta bien entrado el siglo XV, se aprecia a simple vista características intrínsecas de las construcciones defensivas musulmanas y cristianas: una torre del homenaje de forma rectangular con matacán, cristiano; dos torreones almenados y garitón centrado de forma cilíndrica y medio círculo respectivamente, de origen almohade, todo ello presentado en una muralla también almenada. Así mismo, en su interior, dispone su trazo en algunas de las estancias bóvedas de crucería. Es el primer asentamiento, perteneciente al siglo XIII, atribuido a las incursiones de los Benimerines – sultanato surgido tras la caída del Imperio almohade entre 1244 y 1465 -, procedentes de la Serranía de Ronda a través del «camino del Morón» a su paso por la Sierra del Morón.

La torre del homenaje, de 27 metros de altura, es configurado por dos plantas y una azotea, cuya primera planta está dotada por una bóveda vaída; este torreón, enmarcado en los restos del Calachibencarro, primer mojón jurisdiccional en privilegio del monarca Alfonso X «El Sabio» cuyo objetivo era delimitar el término de Carmona. Fortaleza cuya traza es de tipo gótico, a lo largo de la historia, fue propiedad del Duque de Medina Sidonia. Con el paso del tiempo, cambió su carácter defensivo por el de residencia nobiliaria. Con la llegada linaje de los Velasco, allá a mediados del siglo XV, de la que existe el escudo de Armas en uno de los torreones, también añadió a la fortaleza los matacanes volados con arcos trilobulados de éstilo gótico tardío en los torreones que delimitan sus vértices.

Ya en la baja Edad Media, en el año 1639, el castillo de Marchenilla pasa a formar parte de la propiedad de Mosén Arnaldo – también conocido como Mosen Arnao Solier «El Lemosin«, caballero francés y Señor de Villalpando, de procedencia de Soria, del linaje Solier -, quien instauró el Señorío de Gandul y Marchenilla; este apoyó a Enrique II de Trastámara junto a Bertrand du Guesclin en la Guerra Civil acaecida contra el monarca castellano Pedro I «El Cruel».

La iglesia que dota al conjunto monumental de un retiro espiritual, data de finales del siglo XVII y principios del XVIII según inscripciones historiográficas. En advocación a San Isidro «Labrador», su interior se vislumbra un altar presidido por una exquisita pintura de Nuestra Señora Santa María de Guadalupe – Hispaniarum Regina -, siendo su escultura imaginera a la que hace referencia a la advocación Mariana con fecha del siglo XII.

Vuesas mercedes, hágase la paz

800 Aniversario de la fundación de la Encomienda de Montalbán

Descubriendo las entrañas del Castillo de Montalbán en la localidad de San Martín de Montalbán, Toledo. Un artículo corporativo en conmemoración de la Encomienda Templaria de Montalbán en su 800 Aniversario (1221 – 2021) – madrugada del 4 de junio de 1221

De basamento almorávide y traza templaria, la fortaleza que gira en torno del río Torcón, es un claro ejemplo de conservación a lo largo de los siglos, pues en sus muros no existen indicios ni evidencias de haber sido atacado. Un conjunto monumental de carácter defensivo, que a día de hoy muestra al viajero muestras de su carácter infranqueable, con numerosas saeteras y aspilleras. Nos adentramos en el Castillo de Montalbán

La localidad de San Martín de Montalbán en la provincia de Toledo se muestra impasible en el tiempo con reflejos de la historia que invitan a su estudio e investigación. Una antigua alcazaba musulmana que los templarios reconstruyeron en el siglo XIII, en tiempos del reinado de Alfonso VII. De hecho se aprecia; en su interior, en el gran patio de armas hay restos de un antiguo alcázar almohade y dos cisternas subterráneas. Declarado Bien de Interés Cultural en la categoría de Monumento con fecha del 4 de junio de 1931, el castillo de Montalbán está franqueado por una escarpada cárcava hacia el río Torcón; al otro lado un foso que impide la atacante. Antiguamente, la fortaleza estuvo vinculada por jurisdicción en las tierras de La Puebla de Montalbán; ahora forma parte del término de San Martín de Montalbán. Es Alfonso el Emperador, quien dona a los templarios la fortaleza de Montalbán.

Gobernado en el lado sur por una barbacana almenada cubierta de saeteras en su parte inferior, y como bandera la torre del homenaje. Propio de construcción templaria, presenta dos torres albarranas de planta pentagonal con arcos cuyo acabado se configuran con forma apuntada.

Entre 1216 y 1221 la fortaleza es propiedad de la Orden de Monfrac, pero tras la estrategia de los Templarios… es la Orden del Temple la nueva propietaria.

En sus orígenes, tal como muestran los hallazgos de una antigua alcazaba musulmán anterior datada no más allá del siglo VII, en la que un noble visigodo reemplazará a sus habitantes almohades y establecerá su señorial residencia; posiblemente el establecimiento de un personaje visigodo en el castillo podría ser la evidencia histórica que muestre la realidad de una posible remodelación del castillo así como la de acometer las obras que vinculan la existencia de un pasadizo entre la fortaleza y la ermita de Santa María de Melque…

Cuenta la leyenda de su vinculación con la cercana ermita visigoda de Santa María de Melque, pues un túnel subterráneo las úne. Lenguas ancestrales comentaban de un arco de medio punto en la bodega del castillo, que abre su camino bajo las frondosas tierras hacia Melque; antiguos pastores comentaban su unión a través de un pasadizo que nacía de la torre del homenaje como vinculación directa entre la zona de aposentos hacia el oratorio. Lo cierto es que… Pese a la imponente magnitud del Castillo de Montalbán, la no existencia de lugar de culto en el interior de la propia fortaleza, la ermita del Santísimo Cristo de Valdelpozo en la localidad cercana de San Martín de Pusa es evidencia histórica del paso de los Caballeros de la Orden del Temple; tras el abandono del Castillo de Santisteban – probablemente en advocación a San Esteban -, los templarios se acomodan y fijan su residencia en el Castillo de Montalbán en el siglo XIII, ya que tiempo antes habían dejado a su suerte la fortaleza de Villalba – ahora en tierras de la localidad de Cebolla -. La bula papal de Alejandro III bajo rúbrica del 16 de abril 1148 en la localidad francesa de Reims, establece delimitar a Santa María de Melque dentro de la Archidiócesis de Toledo tras la reconquista, y Santa María de Melque pertenecerá a la iglesia toledana desde 1148, en plena llegada de los templarios a la fortaleza de Montalbán. Quizás sea el pasadizo entre el castillo y Melque de época visigoda, siguiendo los antiguos restos de un alcázar almohade en el interior del Castillo de Montalbán siendo reconstruido por el noble visigodo, unido a los dos aljibes o cisternas subterráneas, citadas anteriormente. Aún así, cabe destacar que el monarca Alfonso VII para la defensa de las tierras fronterizas con los musulmanes, fue quien concedió a la Orden del Temple entre 1144 y 1147 la posesión de un antiguo monasterio visigodo denominado por aquellos tiempos Santa María de Montalbán – ahora Santa María de Melque – , hasta su jurisdicción un año posterior, en 1148 en la Archidiócesis de Toledo; un tercer indicio del pasadizo con ubicación templaria, en el que según cuenta esta otra leyenda del túnel para cobijar uno de los tesoros templarios más codiciados de la humanidad. ¿Santo Grial? ¿Arca de la Alianza? será la historia y la investigación en el paso del tiempo quien nos desvele tan imperioso tesoro.

Tras la extinción de la Orden del Temple en 1308, las tierras y la fortaleza pasan a manos de Pedro I «El Cruel», tras donación por Alfonso Fernández Coronel. Casi 50 años después, el Rey Castellano Pedro I «El Cruel», establece en tierras cercanas a Montalbán el Señorío de Valdepusa en privilegio de don Diego Gómez de Toledo, en la localidad de San Martín de Pusa. Es ya en el 1420 posterior al «Atraco de Tordesillas», el monarca Juan II es hecho prisionero en las celdas del Castillo de Montalbán por su propio primo el Infante Enrique de Aragón y el condestable de Castilla don Álvaro de Luna, tras dejar atrás el Castillo de Villalba, hoy en tierras de la localidad de Cebolla. Fue Álvaro de Luna quien medió para su socorro; el Rey Juan II logró refugiarse en la fortaleza, y tras el asedio en el que los vecinos de La Puebla de Montalbán prestaron ayuda al joven Rey, el castillo pasa a manos de Leonor de Castilla – de la Casa de Borgoña, reina consorte de Inglaterra y Señora de Irlanda –  esposa de Eduardo I de Inglaterra. Una de las hijas de Leonor, recibe en herencia el castillo, pero en contra de su voluntad, el rey Juan II hace entrega de las llaves y por tanto jurisdicción señorial del castillo de Montalbán a Álvaro de Luna como agradecimiento a su ayuda con las gentes de La Puebla.

Posterior a la justicia de Álvaro de Luna de forma cautelosa y muy privada en el año 1453, la fortaleza pasa a manos de su viuda Juana de Pimentel en usufructo, siendo su gestión por parte de su hijo Juan de Luna. El Rey de Aragón ordenó su encarcelamiento, y Juana de Pimentel se refugió dentro del castillo. Tras el asedio por las tropas reales, el Rey de Aragón hizo entrega de la fortaleza a Juan Pacheco, gran instigador de la corona en los sucesos acaecidos para vanagloriarse y obtener nuevas propiedades. Después, el carácter hereditario del castillo pasó a la familia Téllez – Girón y Pacheco, de estos a los Duques de Frías y de Uceda. En la actualidad, el castillo y sus tierras agrícolas forman parte del patrimonio de la Casa de los Duques de Osuna, siendo el actual titular del ducado doña Ángela María Solís – Beamont y Téllez – Girón.

Non nobis Domine non nobis, sed nomine tuo da Gloriam

Cartuja de Talamanca y Bodega del Arrabal

La Cartuja de Talamanca de Jarama, tiene vinculación histórica con el Monasterio de Santa María del Paular, ambas localizaciones situadas en la Comunidad de Madrid. Dos localidades unidas por el simbolismo y la cultura sacra por excelencia en tierras madrileñas.

Dícese de El Real Monasterio de Santa María de El Paular, declarado Bien de Interés Cultural desde 1876. La primera Cartuja de Castilla fue fundada por la Casa Real de los Trastámara en 1390 con el monarca castellano Enrique III, se convirtió pronto en unos de los más importantes monasterios de España, reflejo del poderío social y económico de la orden de los cartujos. Dan fe de ello los tesoros artísticos que lo componen, como el monumental retablo mayor, tallado en alabastro o el tabernáculo de desbordante imaginación barroca. Actualmente, en El Paular, reside una comunidad de monjes benedictinos, de la Congregación “Sublacense”.

MONASTERIO SANTA MARÍA DE EL PAULAR

El siglo XVII español está caracterizado por la expulsión de los moriscos concretamente fechado en el año 1610, época que se acrecienta la decadencia artesana y popular de la localidad de Talamanca de Jarama, siendo el laboreo agrícola y ganadero la actividad principal como fuente de subsistencia. Los monjes del Monasterio de Santa María del Paular emprenden esta majestuosa propiedad cuyo fin va a ser de bodega y almacén; una despensa monacal donde preservar las cuantiosas reservas de vino y cereal para tan imperioso monasterio, siendo este último, por los avatares de la historia, cuartel general de Napoleón.

El emplazamiento de la Orden de los Cartujos en Talamanca hace expandir esta orden monástica por diversas localizaciones de la Comunidad. Es esta zona, ubicada a orillas del río Jarama, y más concretamente el motivo para su construcción originada para la Administración de La Granja de Talamanca.

Necesidad inminente de los cartujos de El Paular, la Cartuja de Talamanca se dispone en un patio de varios recintos conectados en forma de L a través del cual se articulan dentro de la propiedad un eje de edificios antiguos. Al conjunto arquitectónico se accede a través de la puerta principal adintelada de sillería con una puerta noble de madera de roble en casetones y clavos de forja; sobre su vano, una portada de estilo barroco engalanada por la cruz y bajo ella el escudo de armas de Castilla y León.

Este conjunto arquitectónico, siendo el inmueble incoado el 23 de septiembre de 1982 como Monumento histórico artístico y declarado Bien de Interés Cultural , está dispuesto en varias alturas: en la planta baja se contempla la gran cocina de la Cartuja con un suelo a base de antiguas piedras de molino, el granero, vinagrera y los antiguos establos que configuran las caballerizas de la época; todo ello entorno a los patios. En la primera planta, las habitaciones de los monjes cartujos y una curiosa capilla decorada en su totalidad con pinturas al fresco. La parte inferior, situada bajo el núcleo principal de aposento de los monjes y capilla, está la bodega cuya construcción se basa en arquería que sostiene un conjunto de bóvedas en arista. La propiedad linda en su parte trasera con la muralla islámica de Talamanca.

De este conjunto parten dos galerías subterráneas, comunicadas con la Bodega del Arrabal, también de la propiedad, y que servía a los Cartujos como edificación auxiliar a la Cartuja, con el objetivo de transportar el vino elaborado desde este singular establecimiento bodeguero hasta las tinajas de la Cartuja. Un edificio de tres cuerpos de ladrillo de Era, engalanado en el primero, el más bajo de todos, por un dintel de ladrillo visto en forma curvilínea similar a la portada de la Cartuja de estilo barroco.

Alatriste, Conan el Bárbaro, Los Fantasmas de Goya, Santa Teresa de Jesús, El Capitán Alatriste, Curro Jiménez, Águila Roja, Los Gozos y las sombras, La Celestina, Cervantes, La Cocinera de Castamar… Son numerosos los rodajes cinematográficos, series de televisión, spots publicitarios y eventos de empresa los que gozan de la espectacularidad de este conjunto, adentrándose en el siglo XVII español.

* * *

Siglo XVII español

Channel TV

Una televisión dinámica que vela por la diversidad y contenido siendo la cultura el eje vertebrador. Diferentes temáticas, un claro objetivo: la actualidad para la diversión y entretenimiento, porque… ¡nuestro objetivo eres tú!

CORPORATIVO
DOCUMENTAL
FERIAS DE SAN ISIDRO
ARGATACA ACADEMY
PRENSA Y MEDIOS
ARTE Y PATRIMONIO
TENDIDO-A
PROYECTO MINERVA
ACTUALIDAD CULTURAL
GASTRONOMÍA
CAZA Y CONSERVACIÓN
YO LA REINA
EN DIRECTO
MADRID HORSE WEEK
CASA 2 TÁVORAS
VILLA DE MARISCALES

ARGATACA.COM

Turismo y tiempo de vinos

Tal como enuncia el CEO de Enoturismo360, Jorge Solana, y nosotros transcribimos, «el enoturismo tiene que ser sostenido y sostenible». Un binomio que realza y pone en valor el sector vitivinícola con un claro objetivo, el enoturismo como eje vertebrador entre el viñedo y la gran ciudad. Y es que Enoturismo360 nace con ese fin; hace ya años que esta firma desde su nacimiento fue de las primeras en España en llevar la cultura del vino a las aulas universitarias, concretamente en la Universidad CEU San Pablo.

A día de hoy, tras una pandemia que obligó a un terrible parón en el sector en el que el vino forma parte de la cadena de valor de tres ejes como son gastronomía, hostelería y consumo, los consumidores han sabido estar a la altura, reconociendo la garantía de origen y de calidad, no solamente del vino, sino también del resto de productos que podemos encontrar cuando realizamos la cesta de la compra. Una evolución en apenas meses que nos ha llevado a implementar comercios electrónicos, pero no solo eso; a estar con nuestros consumidores, los verdaderos protagonistas de las experiencias enoturísticas. Esa puesta en escena, el equipo de ARGATACA se ha sentido completamente identificado, y más aún siendo partícipes que cuando nosotros nacimos veíamos crecer con ilusión a Enoturismo360.

Es por ese motivo, nuestra entera disposición a un proyecto único en su género, en España, el país con el mayor viñedo del mundo. Un hermanamiento que ha dado lugar a una enriquecedora colaboración para el fomento y difusión de la cultura del vino y en la gastronomía, reforzando la estrecha colaboración que se mantenía desde hace tiempo, y que en el siguiente enlace puedes disfrutar de cada uno de los artículos que nuestro CEO Ignacio Isidoro Benítez cada mes escribe con mucho cariño para que vivas el vino, sientas la gastronomía, tengas una experiencia excelente…

Pero… es tiempo de vinos, la hora de la copa más esperada… Porque de la mano de Enoturismo360 llegan experiencias nuevas para tu disfrute y deleite. Un Club donde la diferencia es la pasión; un turismo generador de cultura, diversidad y economía en las zonas rurales, porque el vino y el enoturismo es algo muy nuestro, del campo a la mesa con un golpe de taninos. ¡Pasen y vean!

ENOTURISMO360.COM