800 Aniversario de la fundación de la Encomienda de Montalbán

Descubriendo las entrañas del Castillo de Montalbán en la localidad de San Martín de Montalbán, Toledo. Un artículo corporativo en conmemoración de la Encomienda Templaria de Montalbán en su 800 Aniversario (1221 – 2021) – madrugada del 4 de junio de 1221

De basamento almorávide y traza templaria, la fortaleza que gira en torno del río Torcón, es un claro ejemplo de conservación a lo largo de los siglos, pues en sus muros no existen indicios ni evidencias de haber sido atacado. Un conjunto monumental de carácter defensivo, que a día de hoy muestra al viajero muestras de su carácter infranqueable, con numerosas saeteras y aspilleras. Nos adentramos en el Castillo de Montalbán

La localidad de San Martín de Montalbán en la provincia de Toledo se muestra impasible en el tiempo con reflejos de la historia que invitan a su estudio e investigación. Una antigua alcazaba musulmana que los templarios reconstruyeron en el siglo XIII, en tiempos del reinado de Alfonso VII. De hecho se aprecia; en su interior, en el gran patio de armas hay restos de un antiguo alcázar almohade y dos cisternas subterráneas. Declarado Bien de Interés Cultural en la categoría de Monumento con fecha del 4 de junio de 1931, el castillo de Montalbán está franqueado por una escarpada cárcava hacia el río Torcón; al otro lado un foso que impide la atacante. Antiguamente, la fortaleza estuvo vinculada por jurisdicción en las tierras de La Puebla de Montalbán; ahora forma parte del término de San Martín de Montalbán. Es Alfonso el Emperador, quien dona a los templarios la fortaleza de Montalbán.

Gobernado en el lado sur por una barbacana almenada cubierta de saeteras en su parte inferior, y como bandera la torre del homenaje. Propio de construcción templaria, presenta dos torres albarranas de planta pentagonal con arcos cuyo acabado se configuran con forma apuntada.

Entre 1216 y 1221 la fortaleza es propiedad de la Orden de Monfrac, pero tras la estrategia de los Templarios… es la Orden del Temple la nueva propietaria.

En sus orígenes, tal como muestran los hallazgos de una antigua alcazaba musulmán anterior datada no más allá del siglo VII, en la que un noble visigodo reemplazará a sus habitantes almohades y establecerá su señorial residencia; posiblemente el establecimiento de un personaje visigodo en el castillo podría ser la evidencia histórica que muestre la realidad de una posible remodelación del castillo así como la de acometer las obras que vinculan la existencia de un pasadizo entre la fortaleza y la ermita de Santa María de Melque…

Cuenta la leyenda de su vinculación con la cercana ermita visigoda de Santa María de Melque, pues un túnel subterráneo las úne. Lenguas ancestrales comentaban de un arco de medio punto en la bodega del castillo, que abre su camino bajo las frondosas tierras hacia Melque; antiguos pastores comentaban su unión a través de un pasadizo que nacía de la torre del homenaje como vinculación directa entre la zona de aposentos hacia el oratorio. Lo cierto es que… Pese a la imponente magnitud del Castillo de Montalbán, la no existencia de lugar de culto en el interior de la propia fortaleza, la ermita del Santísimo Cristo de Valdelpozo en la localidad cercana de San Martín de Pusa es evidencia histórica del paso de los Caballeros de la Orden del Temple; tras el abandono del Castillo de Santisteban – probablemente en advocación a San Esteban -, los templarios se acomodan y fijan su residencia en el Castillo de Montalbán en el siglo XIII, ya que tiempo antes habían dejado a su suerte la fortaleza de Villalba – ahora en tierras de la localidad de Cebolla -. La bula papal de Alejandro III bajo rúbrica del 16 de abril 1148 en la localidad francesa de Reims, establece delimitar a Santa María de Melque dentro de la Archidiócesis de Toledo tras la reconquista, y Santa María de Melque pertenecerá a la iglesia toledana desde 1148, en plena llegada de los templarios a la fortaleza de Montalbán. Quizás sea el pasadizo entre el castillo y Melque de época visigoda, siguiendo los antiguos restos de un alcázar almohade en el interior del Castillo de Montalbán siendo reconstruido por el noble visigodo, unido a los dos aljibes o cisternas subterráneas, citadas anteriormente. Aún así, cabe destacar que el monarca Alfonso VII para la defensa de las tierras fronterizas con los musulmanes, fue quien concedió a la Orden del Temple entre 1144 y 1147 la posesión de un antiguo monasterio visigodo denominado por aquellos tiempos Santa María de Montalbán – ahora Santa María de Melque – , hasta su jurisdicción un año posterior, en 1148 en la Archidiócesis de Toledo; un tercer indicio del pasadizo con ubicación templaria, en el que según cuenta esta otra leyenda del túnel para cobijar uno de los tesoros templarios más codiciados de la humanidad. ¿Santo Grial? ¿Arca de la Alianza? será la historia y la investigación en el paso del tiempo quien nos desvele tan imperioso tesoro.

Tras la extinción de la Orden del Temple en 1308, las tierras y la fortaleza pasan a manos de Pedro I “El Cruel”, tras donación por Alfonso Fernández Coronel. Casi 50 años después, el Rey Castellano Pedro I “El Cruel”, establece en tierras cercanas a Montalbán el Señorío de Valdepusa en privilegio de don Diego Gómez de Toledo, en la localidad de San Martín de Pusa. Es ya en el 1420 posterior al “Atraco de Tordesillas”, el monarca Juan II es hecho prisionero en las celdas del Castillo de Montalbán por su propio primo el Infante Enrique de Aragón y el condestable de Castilla don Álvaro de Luna, tras dejar atrás el Castillo de Villalba, hoy en tierras de la localidad de Cebolla. Fue Álvaro de Luna quien medió para su socorro; el Rey Juan II logró refugiarse en la fortaleza, y tras el asedio en el que los vecinos de La Puebla de Montalbán prestaron ayuda al joven Rey, el castillo pasa a manos de Leonor de Castilla – de la Casa de Borgoña, reina consorte de Inglaterra y Señora de Irlanda –  esposa de Eduardo I de Inglaterra. Una de las hijas de Leonor, recibe en herencia el castillo, pero en contra de su voluntad, el rey Juan II hace entrega de las llaves y por tanto jurisdicción señorial del castillo de Montalbán a Álvaro de Luna como agradecimiento a su ayuda con las gentes de La Puebla.

Posterior a la justicia de Álvaro de Luna de forma cautelosa y muy privada en el año 1453, la fortaleza pasa a manos de su viuda Juana de Pimentel en usufructo, siendo su gestión por parte de su hijo Juan de Luna. El Rey de Aragón ordenó su encarcelamiento, y Juana de Pimentel se refugió dentro del castillo. Tras el asedio por las tropas reales, el Rey de Aragón hizo entrega de la fortaleza a Juan Pacheco, gran instigador de la corona en los sucesos acaecidos para vanagloriarse y obtener nuevas propiedades. Después, el carácter hereditario del castillo pasó a la familia Téllez – Girón y Pacheco, de estos a los Duques de Frías y de Uceda. En la actualidad, el castillo y sus tierras agrícolas forman parte del patrimonio de la Casa de los Duques de Osuna, siendo el actual titular del ducado doña Ángela María Solís – Beamont y Téllez – Girón.

Non nobis Domine non nobis, sed nomine tuo da Gloriam

Cartuja de Talamanca y Bodega del Arrabal

La Cartuja de Talamanca de Jarama, tiene vinculación histórica con el Monasterio de Santa María del Paular, ambas localizaciones situadas en la Comunidad de Madrid. Dos localidades unidas por el simbolismo y la cultura sacra por excelencia en tierras madrileñas.

Dícese de El Real Monasterio de Santa María de El Paular, declarado Bien de Interés Cultural desde 1876. La primera Cartuja de Castilla fue fundada por la Casa Real de los Trastámara en 1390 con el monarca castellano Enrique III, se convirtió pronto en unos de los más importantes monasterios de España, reflejo del poderío social y económico de la orden de los cartujos. Dan fe de ello los tesoros artísticos que lo componen, como el monumental retablo mayor, tallado en alabastro o el tabernáculo de desbordante imaginación barroca. Actualmente, en El Paular, reside una comunidad de monjes benedictinos, de la Congregación “Sublacense”.

MONASTERIO SANTA MARÍA DE EL PAULAR

El siglo XVII español está caracterizado por la expulsión de los moriscos concretamente fechado en el año 1610, época que se acrecienta la decadencia artesana y popular de la localidad de Talamanca de Jarama, siendo el laboreo agrícola y ganadero la actividad principal como fuente de subsistencia. Los monjes del Monasterio de Santa María del Paular emprenden esta majestuosa propiedad cuyo fin va a ser de bodega y almacén; una despensa monacal donde preservar las cuantiosas reservas de vino y cereal para tan imperioso monasterio, siendo este último, por los avatares de la historia, cuartel general de Napoleón.

El emplazamiento de la Orden de los Cartujos en Talamanca hace expandir esta orden monástica por diversas localizaciones de la Comunidad. Es esta zona, ubicada a orillas del río Jarama, y más concretamente el motivo para su construcción originada para la Administración de La Granja de Talamanca.

Necesidad inminente de los cartujos de El Paular, la Cartuja de Talamanca se dispone en un patio de varios recintos conectados en forma de L a través del cual se articulan dentro de la propiedad un eje de edificios antiguos. Al conjunto arquitectónico se accede a través de la puerta principal adintelada de sillería con una puerta noble de madera de roble en casetones y clavos de forja; sobre su vano, una portada de estilo barroco engalanada por la cruz y bajo ella el escudo de armas de Castilla y León.

Este conjunto arquitectónico, siendo el inmueble incoado el 23 de septiembre de 1982 como Monumento histórico artístico y declarado Bien de Interés Cultural , está dispuesto en varias alturas: en la planta baja se contempla la gran cocina de la Cartuja con un suelo a base de antiguas piedras de molino, el granero, vinagrera y los antiguos establos que configuran las caballerizas de la época; todo ello entorno a los patios. En la primera planta, las habitaciones de los monjes cartujos y una curiosa capilla decorada en su totalidad con pinturas al fresco. La parte inferior, situada bajo el núcleo principal de aposento de los monjes y capilla, está la bodega cuya construcción se basa en arquería que sostiene un conjunto de bóvedas en arista. La propiedad linda en su parte trasera con la muralla islámica de Talamanca.

De este conjunto parten dos galerías subterráneas, comunicadas con la Bodega del Arrabal, también de la propiedad, y que servía a los Cartujos como edificación auxiliar a la Cartuja, con el objetivo de transportar el vino elaborado desde este singular establecimiento bodeguero hasta las tinajas de la Cartuja. Un edificio de tres cuerpos de ladrillo de Era, engalanado en el primero, el más bajo de todos, por un dintel de ladrillo visto en forma curvilínea similar a la portada de la Cartuja de estilo barroco.

Alatriste, Conan el Bárbaro, Los Fantasmas de Goya, Santa Teresa de Jesús, El Capitán Alatriste, Curro Jiménez, Águila Roja, Los Gozos y las sombras, La Celestina, Cervantes, La Cocinera de Castamar… Son numerosos los rodajes cinematográficos, series de televisión, spots publicitarios y eventos de empresa los que gozan de la espectacularidad de este conjunto, adentrándose en el siglo XVII español.

* * *

Siglo XVII español

Channel TV

Una televisión dinámica que vela por la diversidad y contenido siendo la cultura el eje vertebrador. Diferentes temáticas, un claro objetivo: la actualidad para la diversión y entretenimiento, porque… ¡nuestro objetivo eres tú!

CORPORATIVO
DOCUMENTAL
FERIAS DE SAN ISIDRO
ARGATACA ACADEMY
PRENSA Y MEDIOS
ARTE Y PATRIMONIO
TENDIDO-A
PROYECTO MINERVA
ACTUALIDAD CULTURAL
GASTRONOMÍA
CAZA Y CONSERVACIÓN
YO LA REINA
EN DIRECTO
MADRID HORSE WEEK
CASA 2 TÁVORAS
VILLA DE MARISCALES

ARGATACA.COM

Turismo y tiempo de vinos

Tal como enuncia el CEO de Enoturismo360, Jorge Solana, y nosotros transcribimos, “el enoturismo tiene que ser sostenido y sostenible”. Un binomio que realza y pone en valor el sector vitivinícola con un claro objetivo, el enoturismo como eje vertebrador entre el viñedo y la gran ciudad. Y es que Enoturismo360 nace con ese fin; hace ya años que esta firma desde su nacimiento fue de las primeras en España en llevar la cultura del vino a las aulas universitarias, concretamente en la Universidad CEU San Pablo.

A día de hoy, tras una pandemia que obligó a un terrible parón en el sector en el que el vino forma parte de la cadena de valor de tres ejes como son gastronomía, hostelería y consumo, los consumidores han sabido estar a la altura, reconociendo la garantía de origen y de calidad, no solamente del vino, sino también del resto de productos que podemos encontrar cuando realizamos la cesta de la compra. Una evolución en apenas meses que nos ha llevado a implementar comercios electrónicos, pero no solo eso; a estar con nuestros consumidores, los verdaderos protagonistas de las experiencias enoturísticas. Esa puesta en escena, el equipo de ARGATACA se ha sentido completamente identificado, y más aún siendo partícipes que cuando nosotros nacimos veíamos crecer con ilusión a Enoturismo360.

Es por ese motivo, nuestra entera disposición a un proyecto único en su género, en España, el país con el mayor viñedo del mundo. Un hermanamiento que ha dado lugar a una enriquecedora colaboración para el fomento y difusión de la cultura del vino y en la gastronomía, reforzando la estrecha colaboración que se mantenía desde hace tiempo, y que en el siguiente enlace puedes disfrutar de cada uno de los artículos que nuestro CEO Ignacio Isidoro Benítez cada mes escribe con mucho cariño para que vivas el vino, sientas la gastronomía, tengas una experiencia excelente…

Pero… es tiempo de vinos, la hora de la copa más esperada… Porque de la mano de Enoturismo360 llegan experiencias nuevas para tu disfrute y deleite. Un Club donde la diferencia es la pasión; un turismo generador de cultura, diversidad y economía en las zonas rurales, porque el vino y el enoturismo es algo muy nuestro, del campo a la mesa con un golpe de taninos. ¡Pasen y vean!

ENOTURISMO360.COM

Magazine

MÁS DIGITALES + PARA TI

Mismos valores fundacionales, una nueva era. En realidad, no se trata de cambiar, sino de buscar cada día la perfección y la atracción del consumidor y usuario; decimos ambos puesto que la cultura se palpa, pero también se degusta. Cada rincón que descubrimos nos ofrece un punto de vista de entender la cultura, pero también nos permite saborear el buen hacer de sus gentes. Eso es cultura, el legado generacional de aquello que creamos, un patrimonio material e inmaterial que a lo largo de la historia de la humanidad nos hace adentrarnos al origen. Por eso existe el término vanguardia, porque es la evolución cultural de la herencia de nuestros antepasados.

Mucho ha acontecido en este año, pero ante todo, primeramente expresar un agradecimiento rotundo a los sanitarios y fuerzas de seguridad que velan por nuestra salud y bienestar cada día. La industria cultural, como muchos sectores, sufre ante la Covid-19. El canal horeca, la tauromaquia, industria cinematográfica, comercialización de bienes y servicios culturales, museos, exposiciones y centros de interpretación… Todos somos una cultura viva, indivisible, libre de expresión. Una forma de vida que hace que cada profesional del sector cultural nos haga ser protagonistas y partícipes de un mundo global y diverso en el que tiene cabida toda manifestación cultural y de profesión; la cultura no entiende de ideologías, sino trata de personas, de respeto, humildad, honradez y del trabajo en conjunto de todos los eslabones de la cadena de valor de nuestra cultura por excelencia.

Pero conversar de cultura y poner de manifiesto la palabra tecnología, sin duda alguna nos invita a reflexionar, de ir más allá. Toda empresa e institución ofrece su misión, visión y valores; de eso trata el desarrollo de la sociedad traducido desde la corporación: factores que nos identifican (valores) con un claro objetivo de responsabilidad (misión) para evolucionar cada día facilitando los recursos (visión) – para que nos entendamos todos por unanimidad de forma generalizada -.

Y es que el 5G ya está aquí, es la realidad “aumentada” que nos va a permitir estar más conectados con las personas, con quien más nos importa, con la sociedad. Toda una puesta en escena que el gran coloso de las telecomunicaciones como es Telefónica, nos va a permitir que demos un paso más en la cultura para estar a tu lado cada día; esa es nuestra meta desde ARGATACA made in Spain, el binomio socio-cultural para que en tan sólo un clic se acceda de forma fácil y sencilla a la cultura que te mereces desde todos los soportes y medios. Porque queremos ser más digitales, más para ti.

Compromiso social, objetivo cultural; ahora más que nunca,

“Creamos cultura, unimos culturas”

Ignacio Isidoro Benítez

CEO Founder


Descargar Magazine 2020/2021

Haz clic sobre la imagen para descargar la nueva edición en pdf.



ARGATACA.COM