Vino y ciencia

20170217_115930-2Vino, ciencia, salud… conceptos más que culturales; términos que vuelven a coincidir en el congreso internacional que ha tenido lugar en La Rioja, enmarcado en el Palacio de Congresos RiojaFORUM. Una vez más Wine & Health congrega a los científicos más punteros del panorama internacional para entablar evaluaciones de la ciencia en cuanto al vino y su repercusión en la salud humana.



Wine Health 2017 Congress,inaugurado con una ceremonia de apertura protagonizada por Dn. Miguel A. Torres (Presidente de FIVIN y de Bodegas Torres), Rosa María Lamuela Raventós (CIBERobn, Barcelona, España), José Ignacio Ceniceros (Presidente Regional del Gobierno de La Rioja), Ramón Estruch (CIBERobn, Barcelona, España) y José María Daroca (Presidente del Consejo Regulador de la Denominación de Origen Calificada Rioja).

Una puesta en escena en la que el viernes 17 de febrero de este presente 2017 en la se destacaron las siguientes ponencias con títulos denominativos muy sugerentes donde el vino fue sin duda el protagonista indiscutible de su evolución en la ciencia y en ser un elemento fundamental en la dieta mediterránea para la regulación óptima de nuestro organismo. A continuación se observa un informe detallado del consumo del vino en el organismo y en la salud humana con respecto a las ponencias expuestas el pasado viernes 17 de febrero en esta nueva edición de Wine Health Congress.

EL VINO Y LA SALUD EN EL CEREBRO
  • Los efectos cognitivos del consumo de polifenoles del vino: David Vazour (Escuela de Medicina de Norwich, Reino Unido). Para la evaluación de la memoria se han elaborado una serie de estudios que convergen en un modelo basado en la “memoria operativa”, cuyo paradigma es el efecto de la memoria con el consumo de alguno de los aromas del vino, por ejemplo los arándanos. Se produce un aumento de los Polifenoles en la ingesta de estos frutos, y esto afecta de forma positiva. En otro estudio analizando Champagne, se descubre que no tiene tantos polifenoles como aparece en el vino tinto, aunque si más concentrado pero en un tamaño menor; con el Champagne se mejora el funcionamiento del cerebro pero en mucha menor medida. Por ello, los Polifenoles son capaces de modular y equilibrar el funcionamiento y la circulación sanguínea del cerebro. Estos compuestos, los polifenoles, tienen un elemento esencial: NADPH Oxidasa, que proporciona la capacidad de la vasodilatación correcta pudiéndose mantener durante las 24 horas del día.
  • Información sobre la influencia del consumo de vino en la salud del cerebro: Cecilia Samieri (Universidad Victor Segalen Bourdeaux, Francia). El cerebro se desarrolla hasta una edad aproximada de los 30 años; a partir de ahí se comienza a tener la probabilidad de problemas vasculares y de pérdida de volumen cerebral. Esto puede dar lugar a la enfermedad del Alzheimer por cada 2/3 personas por cada 100 invididuos, en el que se incluyen los factores genéticos y ambientales. Las propiedades antioxidantes y anti inflamatorias, la plasticidad del vino y las proteínas amiloides que junto con la ingesta moderada de etanol, proporciona  un mecanismo de fortaleza cerebral considerable. La variedad de uva Cabernet Sauvignon, con respecto a otros varietales, demuestra en laboratorio la mejora de la capacidad cerebral propiciando la disminución de probabilidad de Alzheimer. El vino es un componente clave en la dieta mediterránea y la ingesta moderada de alcohol, vino, mucho más protector que la cerveza, hace aumentar la capacidad cognitiva y cerebral, reduciendo así la enfermedad del Alzheimer con una proporción en aumento de esta reducción de un 10% de la población cada año.
  • Efectos de los diferentes componentes de la dieta mediterránea sobre el deterioro cognitivo y las enfermedades neuro degenerativas: Dr. Emilio Ros (Hospital Clínico de Barcelona, España). Los antioxidantes,cuando alcanzan el cerebro, tienen la capacidad suficiente debido a su composición de frenar las enfermedades cerebrales. La ingesta de manzanas, bayas, frutas y verduras, semillas, vitamina B12, vino, té, aceite de oliva, entre otros alimentos, proporciona objetivos moleculares que mejora el funcionamiento neuronal con respecto al deterioro cognitivo y las enfermedades neuro degenerativas como el Alzheimer y el Parkinsonprincipalmente, aunque también contempla la mejora y disminución de depresión, ictus, así como a la prevención de diabetes y arteriosclerosis.
VINO Y CÁNCER
  • Efectos quimiopreventivos de los polifenoles del vino: Prof. Norbert Latruffe (Univesidad de Bourgogne, Dijon, Francia). Los polifenoles reducen el nivel de cáncer, siendo el Resveratrol lo que regula el tratamiento / aplicación o ingesta de vino en la dieta saludable, regulando así también el Micro ARN. Esto hace que el nivel moderado y equilibrado de vino en el organismo, con un consumo moderado de 0,7 gramos de alcohol/Kg, tenga una valoración positiva a la hora de incluir vino tinto en la alimentación moderada.
  • Los polifenoles y el cáncer, la experiencia de los estudios epidemológicos: Dr. Raúl Zamora (ICO – IDIBELL Barcelona, España). El cáncer es un grupo de enfermedades que superan las 100 tipologías. Su incidencia hacia la mortalidad humana supera los 40 millones de habitantes en todo el mundo y una proporción europea de más de 2.000 personas cada año. Los Polifenoles son metabolitos que se encuentra, entre otros alimentos, en el vino. Los cinco tipos de polifenoles están presentes en la dieta mediterránea; la más alta y rica en Polifenoles de toda Europa. Los ácidos fenólicos presentes en el vino, fruta y café principalmente, son los más representativos, y el consumo de estos alimentos favorece la reducción de cáncer en las personas.
LA TRADUCCIÓN DE LA CIENCIA A LA POLÍTICA Y LA PRÁCTICA
  • Vino, salud y aspectos sociales en la formación  de los profesionales del vino. ¿Una realidad o ficción?:Ursula Fradera (Deutsche Weinakademie GMBH, Wine In Moderation, Alemania). La comunicación consiste como una de las metas basadas en la ciencia; el consumo responsable y la propia ciencia se aglutinan para tener un mensaje común. ¿Cuál es el consumo moderado? Algunos miembros de WIM – Wine In Moderation – fundadores de esta organización, sommeliers, bodegueros, nutricionistas, enólogos, etc., todos deben de tener una educación y cultura única global vinícola como desafío a los objetivos y evaluación del consumo moderado del vino y la repercusión de su ingesta en la salud humana.
  • El cambio de los límites superiores del consumo moderado de alcohol. La necesidad de una amplia política mundial sobre el consumo de alcohol:  Dra. Creina Stockley (Instituto de Investigación del Vino de Australia, Adelaide, Australia). Los efectos dañinos del consumo de alcohol se pueden añadir a otros factores de riesgo si no se realiza un consumo moderado. Los patrones de consumo varían dependiendo del estilo de vida de la población y su cultura de consumición de productos. No hay una medida media internacional moderada de consumo de alcohol, puesto que en cada nación y cultura correspondiente existe una forma diferente del servicio de las copas así como el modelo de vidrio a servirse en cada caso cultural de cada país. Hay que adaptarse a una abstención de al menos un día a la semana en la ingesta de alcohol. Las pautas de la OMS hace que se realicen innumerables meta análisis, pero los diferentes tipos de evidencias y los diversos resultados obtenidos en todo el mundo, convergen en tener dos días a la semana en la abstención de consumo de alcohol para una correcta alimentación; disminución de riesgo de enfermedades y su repercusión en el riego sanguíneo del organismo frente a las enfermedades que se puedan derivar de un consumo desmesurado e incontrolado de alcohol.
MECANISMOS DE COMPONENTES DEL VINO
  • Efectos antioxidantes. y anti inflamatorios del vino: Prof. Mladen Boban (Universidad de Split, Croacia). Los antioxidantes son esenciales para la supervivencia. Los efectos antioxidantes y antiinflamatorios del vino ayudan a un saludable funcionamiento del organismo. Los Polifenoles tienen un potencial como antioxidantes químicos y buscadores de radicales libres. El ácido úrico, de tan interesante mención, que tenemos en niveles altos en nuestro organismo, hace que se produzcan diversos metabolismos. El consumo de vino con respecto al ácido úrico, expone que la no presencia de polifenoles dispare este ácido; es recomendable el consumo de vino para así la correcta regulación del ácido úrico en condiciones normales en el organismo.
  • Las Procianidinas y ritmos biológicos: Prof. Cinta Bladé (Universidad Rovira i Virgili, Tarragona, España). Los ritmos biológicos son organismos adaptativos que organizan los cambios biológicos y estacionales; estos adaptan su fisiología permitiendo al organismo a la realización de conductas metabólicas en condiciones y actividades normales en plazos de 24 horas. Esto es necesario para mantener un equilibrio en la salud, por eso es importante que los relojes endógenos haya que sincronizarlos con el entorno externo para así mejorar el síndrome metabólico del organismo.

IMG_2097-2

45358PICtvr_1024

ARGATACA made in Spain recomienda un consumo responsable https://www.wineinmoderation.eu/es


Copyright ® 2018 Argataca made in Spain | ALL RIGHTS RESERVED