Champagne

foto-post-15

Allá por la segunda mitad del siglo XVI, la cultura del vino ya se practicaba por toda la geografía francesa; desde sus inicios en la vinicultura, Francia fue el país pionero en la producción de vino. Es muy característico la introducción del vino espumoso, que con el paso de los años ha venido a denominarse como champagne. El hecho más notable que destacamos es con el Monje de la Orden monástica de los Benedictinos, Dom Pierre Pèrignon (1638 – 1715). Encargado de la bodega de la Abadía de Saint Pierre d´Hautvillers, enmarcada en el valle del Marne, este monje tuvo la genialidad de utilizar tapones de corcho para el mantenimiento óptimo de sus botellas, buscando así evitar la segunda fermentación que se producía en el vino de champagne después de su embotellado; anterior a ello, los tapones utilizados explosionaban puesto que estaban fabricados por tejido de lana y lacre, por lo tanto se perdía liquido.

Con la técnica de utilización del corcho natural aprendida de los bodegueros españoles y una botella un tanto más gruesa; esta segunda fermentación pudo desarrollarse dando origen al champagne. Al probar el liquido hecho joya que se albergaba en sus botellas, exclamó al resto de sus compañeros de abadía:

 – ¡Venez vite mes frères, je bois des étolies!

¡Venid rápido hermanos, estoy bebiendo estrellas! –

 

Veamos a continuación el Método Champenoise para la elaboración de champagne:

metodochampagne

45358PICtvr_1024

ARGATACA made in Spain recomienda un consumo responsable https://www.wineinmoderation.eu/es


Copyright ® 2018 Argataca made in Spain | ALL RIGHTS RESERVED